Fachada del CISS Jseús Mazariegos, en el barrio de La Albuera./KAMARERO
Fachada del CISS Jseús Mazariegos, en el barrio de La Albuera./KAMARERO

La renuncia de la hasta ahora adjudicataria del servicio de cafetería y restauración del Centro Integral de Servicios Sociales (CISS) ‘Jesús Mazariegos’ de La Albuera ha suscitado un conflicto político que se sustanció en la reunión de la comisión extraordinaria de Servicios Sociales celebrada el pasado martes donde la concejala Ana Peñalosa expuso a los representantes políticos la situación derivada del desestimiento del contrato para la prestación de este servicio.

Peñalosa señaló  que las manifestaciones realizadas en los medios de comunicación por la empresaria adjudicataria, y el apoyo a sus reivindicaciones por parte de los grupos municipales del PP y Ciudadanos han trufado este conflicto de “connotaciones políticas interesadas”, a los que se añadió el hecho de que el esposo de la adjudicataria “es candidato de Vox”, por lo que aseguro “entender” el sesgo que ha adoptado en las últimas semanas. Asimismo, señaló que el Ayuntamiento está ya trabajando en  las consecuencias que puede suponer la renuncia al contrato, así como en la elaboración de una nueva licitación.

Aunque reconoció ser sensible a los problemas que la crisis está causando en el sector hostelero, la concejala señaló que el canon establecido en el contrato permite a la adjudicataria poder afrontar con garantías cualquier subida de los gastos de proveedores, ya que “debe pagar  al mes algo más de 56 euros, y los gastos de agua, luz y calefacción corren por cuenta del Ayuntamiento”. Además, recordó que  la cafetería tiene asignados 35 menús diarios a un precio de 6,20 euros para la Asociación de Alzheimer.

“Me sorprende que si es un negocio deficitario tal y como argumenta, solicitara una prórroga en la adjudicación el pasado mes de octubre y que la persona que trabaja para ella esté interesada en la licitación”, aseguró la concejala.

Por otra parte, la concejala se dirigió al Partido Popular para precisar que “si son partidarios de que se suban los precios en el centro social, que lo pidan por escrito, porque nosotros no somos partidarios, ya que el canon anual permite establecer precios asequibles con el mejor servicio”.