concentracion peluqueros 1
Los profesionales se dieron cita en el Azoguejo cumpliendo las normas de seguridad sanitaria. / ICAL

Cerca de un centenar de profesionales de peluquerías y centros de estética de la provincia participaron ayer en la concentración celebrada en el Azoguejo para reclamar la bajada del IVA del 21 al 10% para estos establecimientos que se consideran “esenciales” y que se ven afectados también por la crisis sanitaria. Además, han pedido que, como servicio vinculado con personas mayores y a pesar de cumplir las medidas estrictas de seguridad, sean vacunados.

Una de las organizadoras de la concentración segoviana y dueña de una peluquería en Navas de Oro, Raquel Pastor, ha incidido en la necesidad de que los servicios que prestan, que son del ámbito de la higiene, “no sean tratados como un bien de lujo”.

La concentración se suma a los actos celebrados en Ávila, Burgos, Salamanca, Valladolid y Zamora, en los que han advertido de la situación por la que pasa el sector, con miles de cierres y personas en el paro por la bajada de ingresos, pero además sin poder acceder a unas ayudas de las que aseguran que les han dejado “fuera”.

El mensaje ha ido dirigido fundamentalmente al PSOE para exigir que cumpla su compromiso con el sector de la imagen personal considerando que presentó y defendió en abril de 2018 una Proposición No de Ley reclamando la bajada del IVA al tipo reducido del 10% al sector y que ahora, una vez que está en el Gobierno, “se resiste a aplicar”.

concentracion peluqueros
Los manifestantes exhibieron pancartas alusivas a la reivindicación. / ICAL

En las concentraciones, convocadas por la Alianza por la bajada del IVA al 10% a las peluquerías y estética y la Plataforma de Imagen Personal Creer en Nosotros en el ámbito nacional, se ha puesto de manifiesto la preocupación actual del sector que ve cómo después de un año con pérdidas de casi el 40% y un retroceso de la facturación de más de 1.500 millones de euros se quedan fuera de las ayudas directas para pymes y autónomos aprobado por el Gobierno.

Además, se estima que entre un 25 y un 30% de los establecimientos (que pueden rondar los 80.000 en toda España) han podido cerrar ya y otro tanto por ciento podría llegar a hacerlo.