pedro palomo presidente empresa familiar castilla y leon
Pedro Palomo, durante su primer discurso como presidente de EFCL.

La Asamblea General de Empresa Familiar de Castilla y León eligió formalmente ayer a Pedro Palomo, CEO del grupo de Empresas Octaviano Palomo, como nuevo presidente de esta organización, que aglutina a 170 empresas familiares de toda la región, líderes en sus respectivos sectores, cuya facturación global equivale al 19,50% del PIB de la Comunidad y dan empleo al 10,5% de la población ocupada de Castilla y León en el sector privado.

En su intervención en la inauguración del VIII Congreso Regional de la Empresa Familiar, organizado por EFCL tras su asamblea, Palomo adelantó las líneas de prioritarias de actuación para sus dos años de mandato, destacando que asume el cargo con el objetivo de servir y también de “pelear” y defender los intereses de la empresa familiar y, por tanto, de toda la sociedad.

Recordó que, aunque las empresas familiares han resistido unos años muy duros gracias sus características diferenciales, que son “nuestros valores”, ahora tienen por delante muchos retos que afrontar, por lo que “necesitamos que no nos pongan piedras en el camino o muchas empresas lo pasarán mal”.

Así, insistió en que la asociación seguirá actuando “para intentar que, como siempre lo hemos hecho, nuestras empresas continúen su actividad y nosotros podamos hacer lo que más nos gusta: crear riqueza y empleo y trabajar y trabajar”.

En este sentido, el nuevo presidente de EFCL precisó que una de sus líneas prioritarias para estos dos años será trabajar para que la asociación continúe siendo un agente de opinión relevante en los temas que afectan a la actividad empresarial.

“Los empresarios familiares hemos de contribuir generosamente como sociedad civil a cumplir con nuestro papel de liderazgo”, señaló Palomo, quien indicó que, por ello, “queremos, con nuestro conocimiento y experiencia, ayudar a que nuestra tierra sea mejor y a que nuestros gobernantes acierten con las decisiones políticas y legislativas”.

“Lo que deseamos es que la agenda política tenga como prioridad los temas que realmente interesan a sus ciudadanos y, en nuestro caso, a las empresas, y se alejen de debates estériles más de cara a la galería y sus intereses partidistas”, agregó.

Palomo indicó que otra de prioridades de su actuación será persistir en la tarea de dar a conocer a la sociedad la importancia de la empresa familiar y su papel esencial en el desarrollo económico de la región. En este sentido, anunció la próxima presentación de un estudio sobre la caracterización de la empresa familiar en Castilla y León, que sin duda ayudará a este objetivo.

La formación de los asociados y de los jóvenes de las familias empresarias sobre temas de especial relevancia como la gobernanza, el relevo generacional o los procesos de continuidad, y la potenciación de la FP Dual a través de la Fundación EFCL y el proyecto ‘Tierra de Saber’, serán también otras de las principales líneas de actuación de su mandato.

El nuevo presidente de EFCL concluyó su intervención agradeciendo la “admirable” dedicación y generosidad tanto en tiempo como en implicación personal de su antecesora, Rocío Hervella, de quien ha cogido el testigo al frente de la asociación tras vencer sus dos años de mandato.

Junto a Pedro Palomo, también participaron en la inauguración del Congreso Belén Martín y Ramón Masip, directora territorial de Caixabank en Castilla y León y socio de EY España, entidades que patrocinan este evento, que reunió en la localidad vallisoletana de San Bernardo a más de 200 empresarios y representantes del ámbito económico y político.

La primera jornada del congreso también contó con las intervenciones del presidente del Instituto regional de la Empresa Familiar, Andrés Sendagorta, y del presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, encargado de clausurar la sesión matinal.