Publicidad

La Agrupación de Comerciantes Segovianos (ACS) y los representantes sindicales han alcanzado un acuerdo para la firma del convenio colectivo para el sector del comercio en Segovia, que fue rubricado por ambas partes el pasado 30 de enero. El convenio tendrá una vigencia de cuatro años, hasta el 31 de diciembre de 2023, e introduce una serie de mejoras en las condiciones laborales de los trabajadores que han sido valoradas por el sindicato CCOO, que en una nota de prensa han dado a conocer algunas de las principales mejoras introducidas en el acuerdo.

En materia salarial, el convenio comprende una subida media anual para los cuatro años nunca inferior al dos por ciento, que comenzará este año con la aplicación del 2,73% más a la nómina de los trabajadores. En 2021, la subida será del 2,62%, en 2022 del 2,61 por ciento y el último año del acuerdo se percibirá una subida del 2,04 por ciento.

En otros aspectos económicos, el convenio señala que aumentarán a 21 euros las horas trabajadas en domingos y festivos, y a 12,50 cuando se elija la compensación mixta. De igual modo, las cantidades a cobrar por dietas serán 15 euros por comida, 30 por comida y cena y 50 euros por pernoctación.

Por otra parte, las horas de trabajo de las tardes de los sábados computarán como 90 minutos y empezará a contabilizarse a las 15:00 horas. Además, los inventarios fuera de la jornada laboral se pactarán de mutuo acuerdo y se abonarán como horas extraordinarias.

Respecto al premio de vinculación de 15 días de vacaciones a mayores de 60 años con 10 años de antigüedad en la empresa, podrá cambiarse por 350 euros si existe acuerdo entre las partes. También se establece un permiso por fallecimiento de familiar por consanguineidad hasta el tercer grado; y los días establecidos como permisos retribuidos deberán ser disfrutados en días laborales.

Uno de los aspectos más llamativos del convenio es el establecimiento del derecho a la “desconexión digital” una vez finalizada la jornada laboral. De este modo, será  será nulo el despido disciplinario basado en la no atención a los correos, mensajes o llamadas fuera de los horarios laborales.