Imagen del Jardín de los Poetas, junto a la muralla medieval de la ciudad. / Kamarero
Publicidad

El delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Segovia, José Mazarías, ha presidido este jueves la reunión de la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural de la provincia. Una sesión en la que el organismo de control sobre el Patrimonio ha autorizado las actividades arqueológicas de carácter preventivo de dos expedientes de la capital segoviana: por un lado de la realización de sondeos en el Jardín de los Poetas; y por otro a las excavaciones en el adarve sur del Alcázar de Segovia.

En el caso del Jardín de los Poetas se tiene como objetivo realizar el control arqueológico de los movimientos de tierras previstos por el Ayuntamiento de Segovia para valorar la estabilidad del terreno y los problemas de filtraciones de aguas en este espacio que afectan a la muralla medieval de la ciudad. Los antecedentes de hallazgos arqueológicos en esta zona hacen necesaria esta medida, aunque la zona donde se producirán los rellenos que apoyan en la muralla alcanzan metros de potencia, lo que sugiere que no se va a producir ninguna incidencia en este sentido.

En cuanto al segundo expediente, el Patronato del Alcázar inició las obras de ampliación y mejora de las redes de protección contra incendios del monumento. Con motivo de la retirada del aljibe, hasta ahora en uso, localizado en el adarve sur de la fortaleza, se han puesto al descubierto distintos restos de interés arqueológico. Como consecuencia del hallazgo, se ha solicitado la autorización para realizar el control arqueológico de las obras de construcción del nuevo aljibe y el cuarto de bombeo asociado a él, petición que ha sido aprobada por la Comisión.