Vista aérea de la estructura del Teatro Cervantes. / Kamarero
Publicidad

La Comisión Territorial de Patrimonio ha aprobado el proyecto de ejecución definitivo para la rehabilitación del Teatro Cervantes. Un proyecto actualizado del inmueble que se adapta a los cambios normativos producidos desde 2011 en aspectos como seguridad estructural, ahorro de energía, instalaciones de suministros, equipamiento general o barreras arquitectónicas, entre otros.

Además, se han modificado los alzados norte y oeste para conseguir mayor eficiencia energética y mejor adaptación de los espacios interiores.

El acuerdo de la Comisión incluye como prescripción que el color de la cubierta respetará la tonalidad cromática del entorno.

El Teatro Cervantes se encuentra en el conjunto histórico del recinto amurallado de Segovia y en el entorno de la parte histórica del Seminario Diocesano, declarado Bien de Interés Cultural en el año 2000. Además se ubica junto a la Muralla de Segovia, declarada también BIC en 1949, por el Decreto de Protección de los Castillos Españoles.

La rehabilitación de este equipamiento cultural recuperará la caja escénica respetando el patio interior de la parcela. En la planta baja, de acceso, se distribuyen diversas dependencias de servicios, cafetería, guardarropía, etc. Se mantiene la escalera como acceso natural y habitual hacia la sala, pues se considera que es uno de los elementos más importantes en la secuencia de espacios que proponía el antiguo teatro. Este largo tramo de escaleras eleva al público desde la calle hasta el nivel del vestíbulo de la sala principal. Bajo la zona de escena, se distribuyen los camerinos, foso de orquesta, y sala de conferencias multiuso. El proyecto mantiene los accesos preexistentes, desde la calle Juan Bravo nº 35 –acceso principal– y desde la calle Obispo Gandásegui –acceso de servicios y evacuación–.

El Ayuntamiento de Segovia trasladará ahora toda la documentación al Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana para su incorporación en los Presupuestos Generales del Estado y el incremento de la consignación económica inicialmente prevista de 8 millones de euros hasta los 11 millones de euros en los que está valorado el proyecto definitivo.

Las obras del teatro Cervantes, una vez adjudicadas, tienen un plazo de ejecución previsto de 42 meses.