Publicidad

El autor confeso del asesinato de una persona el pasado lunes en una vivienda de la calle Doctor Don Víctor Sanz Gómez, ha pasado ya a disposición judicial, y está a la espera de que el juzgado de instrucción competente decida sobre su ingreso en prisión.

La acostumbrada opacidad informativa de la Subdelegación del Gobierno sobre este tipo de sucesos impide tener acceso a los detalles oficiales sobre la investigación policial. Pese a ello, han trascendido algunos detalles del suceso que aún mantiene conmocionado a los vecinos del barrio de la Estación de Ferrocarril.

Así, fuentes próximas a la investigación han señalado que el trágico suceso ocurrió en una vivienda tutelada que pertenece al Ayuntamiento de Segovia  y que destina a albergar a personas en dificultades o en riesgo de exclusión social. En ella vivían tres personas, y algunos vecinos próximos han señalado que en la vivienda era frecuente escuchar fuertes discusiones entre dos de los compañeros de piso.

El día de los hechos se escuchó una riña entre la victima, un hombre de 69 años, y su agresor, de 53 años, de la que se derivó la agresión que acabó que la vida de la víctima. Así, el detenido le golpeó con un palo y posteriormente le acuchilló en el pecho, alcanzándole fatalmente en el corazón.

Alarmados por la violenta discusión, los vecinos avisaron a la Policía, y al personarse en el domicilio, el autor de la agresión intentó disimular el hecho ocultando el cuerpo bajo la cama de una de las habitaciones, aunque finalmente reconoció los hechos y fue detenido.