Vista general del Parador de Turismo de Segovia. / Kamarero
Publicidad

Paradores, empresa pública del Gobierno de España, ha confirmado a El Adelantado que, a raíz de la detección de movimientos irregulares en la contabilidad del Parador de Segovia en julio del año pasado, realizó una auditoría interna que determinó un desvío de aproximadamente 14.000 euros.

El organismo lo denunció ante las autoridades competentes y se despidió al responsable, el jefe de administración del Parador.

Además, esta empresa pública comunicó al Tribunal de Cuentas lo ocurrido para que iniciara un expediente de alcance.

En este sentido, el director técnico de ese tribunal, Diego Navarro, emitió el día 4 de este mes de febrero un edicto, dentro del procedimiento que sigue “como consecuencia de determinados pagos indebidos realizados en el Parador de Segovia” para que las personas o entidades legalmente habilitadas para el mantenimiento u oposición a la pretensión de responsabilidad contable puedan comparecer y personarse en el mismo dentro del plazo de 9 días desde su publicación en el BOE, lo que ocurrió ayer.

Paradores afirma que esa publicación en el BOE “responde a una situación de la que Paradores fue víctima el año pasado” y es consecuencia de su propia acción, al tiempo que aclara que en este momento hay otra persona ocupando el puesto de responsable de administración y la situación ha vuelto a la normalidad.