Parada y fonda del siglo XXI

Venta Magullo reinaugura sus instalaciones en las que combina el ambiente moderno con la esencia tradicional con la que nació el establecimiento hace más de 30 años

10

Con una nueva imagen, con más amplitud y luminosidad, Venta Magullo abrió ayer oficialmente sus puertas tras una renovación realizada en un tiempo récord de dos semanas.

La que fuera una antigua venta hace más de un siglo se ha transformado en un moderno establecimiento en el que se combina el ambiente modernista con el estilo tradicional que ha presidido durante décadas.

Al frente del nuevo local se encuentran Óscar Calle San Blas, Ángel Luis Peña Martín, y Alberto López González ‘Tito’. Ellos se comprometieron a mantener alto el listón que dejaron el año pasado los hermanos Calle Enebral.

A pesar de su dilatada experiencia y reconocida amabilidad, los nuevos dueños se enfrentan al reto de sostener ese nivel que les legaron sus antecesores, y que anteriormente, en 1880, arrancaron don Samuel y doña Maximina, creadores de la Venta La Mina. Fue lugar de paso para arrieros, trashumantes, mercaderes y transeúntes que necesitaban comer y descansar dejando a salvo sus animales y pertenencias. Hoy se ha tornado en cómodo hostal y restaurante para negociantes y segovianos que buscan estacionar sus inseparables vehículos. Poco a poco el establecimiento fue orientándose más al turismo, al ocio y a las reuniones familiares y de celebración.

Con la nueva reforma se ha conseguido un polivalente establecimiento que permite alojar hasta 400 comensales en un amplio salón, o en recogidos y discretos comedores. A ello se suman las 64 habitaciones y el amplio aparcamiento exterior.

En cuanto a su gastronomía, a la carta tradicional de raciones y menús ajustados de precio, se suman los platos más exclusivos. Igualmente mantendrán sus jornadas gastronómicas, como la dedicada a la caza, o la Semana de la Cocina Joven; sin olvidar las citas de temporada, como la del próximo fin de semana dedicado a San Valentín.

A la presentación ayer del nuevo establecimiento de la carretera de Soria a su paso por La Lastrilla no faltaron las autoridades locales y provinciales, representantes del mundo de la hostelería, de las finanzas, la política, y los amigos y amplia familia que Venta Magullo ha creado y seguirá sumando, gracias a su lema: ‘Pensamos en ti, cuidamos los detalles’.s