6 1kama pp estacion tren
Pablo Pérez (derecha), junto al viceportavoz del PP, José Luis Horcajo, en la antigua estación de ferrocarril. / Kamarero

El PP en el Ayuntamiento de Segovia considera inaceptable “el poco respeto que demuestra la alcaldesa a las mociones aprobadas por la mayoría del pleno siempre que no coincidan con sus planteamientos como ha sucedido con la creación de una mesa de trabajo para estudiar las posibilidades de ampliación y mejora de la estación de autobuses actual. Dice que nos va a reunir, como si nos estuviera haciendo un favor, pero para hablar de sus planteamientos. Esto no es lo que aprobó la mayoría del pleno. Debería respetar las decisiones plenarias”.

El portavoz de los populares en la corporación municipal, Pablo Pérez, afirma que en estos momentos se necesita el mayor consenso posible y considera que Clara Luquero, pese a sus declaraciones en ese sentido, no va por buen camino. “Ha elegido el camino de la división, las diferencias y la confrontación y eso no es lo que necesitan ni nuestra ciudad ni nuestros vecinos”.

Pérez sostiene que no es sólo una falta de respeto hacia un órgano municipal en donde están representados todos los grupos políticos y que sirve de control de la gestión municipal, sino también una actitud que califica como “totalmente antidemocrática”.

“Quiere imponer su criterio, sin respetar lo que opinamos el resto de grupos. Se le olvida que también representamos a los segovianos y nuestra opinión y nuestras propuestas no sólo deben ser escuchadas y debatidas sino también respetadas. La actitud de la alcaldesa no es digna de quien tiene que representar los intereses de todos los segovianos”, recalca el portavoz.

Desde el Grupo Popular en el Ayuntamiento consideran inadmisible esa actitud “autoritaria” de la regidora segoviana porque dicen “quiere imponer su criterio y sus condiciones por encima de cualquier decisión de sus compañeros de corporación. No sólo hace caso omiso de lo que se aprueba en el pleno sino que, además, lo dice abiertamente, sin ningún reparo. Es vergonzoso”, señala Pérez.

Insisten en ese argumento desde el PP, al indicar que Luquero ha convertido el pleno municipal “en su cortijo particular, en donde no solo no respeta las decisiones que no coinciden con sus planteamientos sino que interviene cuando quiere y sin ningún límite de tiempo, actuando a su antojo. Puede que el reglamento se lo permita pero creemos que tanto el portavoz socialista como el resto de los concejales de su grupo son suficientemente capaces de defender sus planteamientos y ella debería limitarse a llevar el orden del pleno y a garantizar la igualdad de intervención y de representación de todos los grupos políticos”.

No confían los concejales del Partido Popular en que la alcaldesa cumpla con lo aprobado por el pleno, tras la moción que los populares presentaron el mes pasado, en vista de lo ocurrido con otras aprobadas por mayoría como la relativa al Centro Logístico del Ejército de Tierra o la que reclamaba la dimisión de la concejala de Turismo, Gina Aguiar.

La moción reclama estudiar las posibilidades de ampliación y mejora de la estación de autobuses actual frente a la nueva ubicación que defiende el Grupo Socialista en la zona de la antigua estación de ferrocarril.