El portavoz del grupo popular, Pablo Pérez, en rueda de prensa. / El adelantado
Publicidad

El concejal y portavoz del grupo municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Segovia, Pablo Pérez, ha hecho públicas las críticas de su formación ante el decreto de Alcaldía que transfiere varias competencias de la Concejalía de Servicios Sociales a la Concejalía de Participación Ciudadana. El documento, firmado el 18 de octubre, hace efectivo el paso de las responsabilidades sobre cooperación y ayuda al desarrollo, voluntariado, el albergue de peregrinos y los centros cívicos al área de Gobierno que dirige Andrés Torquemada.

Para los populares, esta modificación en la organización de las áreas del Ejecutivo municipal representa “un fracaso”, bien de la edil responsable de la Concejalía de Servicios Sociales, Ana Peñalosa –IU–, “por no dar abasto con la materia que le ha asignado”; o bien del pacto y el equipo de Gobierno.

El concejal popular defiende que, por definición, “Participación Ciudadana debe ser el conjunto de medidas por las que la población accede a las diferentes decisiones municipales de manera independiente sin formar parte de la administración o de un partido político”. Una definición a la que no corresponden las nuevas tareas que asume el área del concejal socialista.

“Esto se ha traspasado por motivos que no tienen que ver con la idoneidad de la Concejalía. Quizá al señor Andrés Torquemada no le estén saliendo bien las fotos últimamente. Hemos visto como el Defensor de la Ciudadanía se ha ido porque le utilizaban únicamente como figura decorativa, o cómo los Presupuestos Participativos han sido un completo fracaso y entendemos que el concejal necesite algún área que dé fotos más generosas y amables de las que tiene ahora”, ha dicho el líder de los populares.

Pérez ha achacado el cambio a que el área de Participación Ciudadana “está siendo un fracaso en el inicio de este mandato corporativo”. “Se trasfieren unas competencias que de forma lógica debe llevar Servicios Sociales hasta este área; si no entra en la lógica de la razón, podemos suponer que se debe a un fracaso del equipo de Gobierno. Se quitan competencias a una compañera del equipo de Gobierno y de IU y se dan a alguien a cuya área no corresponden”, ha apuntado.