Castilla y León ha vivido una nueva noche tropical en gran parte de la Comunidad, con mínimas superiores a los 20 grados, y en las capitales de provincia destacan los 26,9 de Segovia.

Según ha detallado la Agencia Estatal de Meteorología en un tuit, otras mínimas de esta noche han sido en Ávila (23,3 ºC), Zamora (23,1ºC), Valladolid (22,7), León (21,6) y en Salamanca (21,4).

En cuanto a las máximas, ayer de nuevo se marcaron temperaturas muy altas en muchas localidades de la Comunidad, con 44,1 grados en la localidad abulense de Candeleda, 42,9 en Miranda de Ebro (Burgos) y 41,9 en Medina de Pomar, con 41,5 en Ponferrada y Zamora capital.

Todas provincias, salvo León, en alerta por calor

La extraordinaria ola de calor que desde hace nueve días afecta a España tiene este lunes en alerta a todas las provincias de Castilla y León, salvo León, y es especialmente importante, nivel naranja, en el sur de Ávila, Valladolid, Soria y Burgos.

Castilla y León ha activado la alerta naranja en las provincias de Ávila, Salamanca, Burgos y Valladolid por valores muy altos que subirán hasta los 39 y los 41 grados; el resto de provincias, salvo León, está en amarillo por máximas entre los 35 y los 38 grados.

La Aemet advierte de que con la alerta roja el riesgo es extremo con fenómenos meteorológicos no habituales de intensidad excepcional y con un nivel de riesgo para la población muy alto, mientras que con el nivel naranja hay riesgo importante en fenómenos meteorológicos no habituales y con peligro para actividades usuales.