Las muertes relacionadas con la Covid-19 registradas en octubre ascendieron a 16. / NEREA LLORENTE
Publicidad

Octubre contabilizó el mayor número de muertes relacionadas con la pandemia desde que se inició la segunda ola de coronavirus. Este aumento del impacto de la pandemia todavía está en proceso y sin una fecha clara de remitir, pero los datos que deja permiten hacer un seguimiento sobre su evolución.

Si se atiende a las cifras globales de muertes que proporciona la Junta de Castilla y León, se puede observar cómo Segovia, a pesar de registrar un total de 16 decesos por Covid-19 en octubre, no cuenta con ningún repunte en el número de defunciones totales localizadas en la provincia respecto a otros octubres de años precedentes. Es más, ni siquiera la cifra de fallecimientos es la mayor respecto a años pretéritos, muy posiblemente producto del conocido como ‘efecto cosecha’.

El ‘efecto cosecha’ es el adelanto de fallecimientos de personas que se encuentran en un estado de salud muy precario y por tanto contaban con una esperanza de vida muy corta. De esta forma, muchas personas con este cuadro clínico delicado que hubieran muerto en los meses siguientes han fallecido durante los parciales en los que se ha concentrado una gran mortandad por culpa del impacto de la pandemia (en Segovia durante abril y mayo).

A tenor de esta circunstancia, se ve como a pesar de estar inmersos en plena pandemia, muchos meses no se observa el pico de muertes esperado ante un estado de emergencia sanitaria. Tal es así, que las cifras de mortalidad de Segovia están registrando valores muy reducidos desde agosto, en contraposición de los altos ratios registrados en marzo y abril.
En total, Segovia contabilizó en octubre de 2020 un total de 139 defunciones, de las que 16 fueron achacables a la pandemia (el 11,5% del global). Durante los tres años anteriores, octubre registró una media de 143,67 muertes, tras contabilizar en 2017 un total de 137 fallecimientos, 160 en 2018 y 134 en 2019.

Como se puede observar, octubre de 2020 incluso se queda por debajo de la media a pesar de las muertes ‘extra’ producto de la pandemia. Este mes de octubre no es el primer parcial que no contabiliza este repunte a pesar estar vigente una pandemia, ya que tampoco manifestaron más muertes que en parciales de otros años los meses de septiembre, agosto, junio, y mayo. Por el contrario, marzo, abril y julio sí que dejaron muchas más defunciones en Segovia que en el mismo periodo de anteriores años.

Este repunte sí es muy visible en la tasa de fallecimientos totales de los 10 primeros meses del año. De esta forma, la tasa provincial de defunciones de este periodo en 2020 es de 14,81 por cada mil personas, una cifra muy abultada respecto a las de años anteriores cuando se registraron índices de 9,9 en 2019, en 2018 de 10,34 y en 2017 de 10,07.
El mismo contexto es aplicable en las residencia de mayores de la provincia, donde se concentraron las muertes en el periodo de marzo y abril y desde entonces no se observan grandes repuntes de defunciones.

Centrados en octubre, se puede observar incluso que la cifra de fallecidos no solo está por debajo de la media de otras anualidades anteriores, sino que incluso es la menor de los últimos cuatro años.

Residencias

En octubre de 2020 se contabilizaron en las residencias un total de 41 defunciones (nueve de ellas producidas por el coronavirus, el 22% de ellas), mientras que en sus años precedentes se contabilizaron una media de 58,67, con 59 en 2019, 60 en 2018 y 57 en 2017. Es muy posible que detrás de estos registros se encuentre también el ‘efecto cosecha’ que ya se detalló antes.