Gente caminando por la calle con mascarillas. / KAMARERO
Publicidad

La segunda ola de la pandemia continúa su avance por Segovia después de que mostrase las primeras señales de su existencia hace ya dos meses y medio en forma de rebrotes.
Si en septiembre se obtuvieron unos datos que podrían calificarse como malos, octubre no ha hecho más que superar todos los abultados registros que contabilizó el anterior mes y que hasta ahora le convertía en el peor de la segunda ola.

Octubre ha venido a empeorar todas las estadísticas que a su vez septiembre había agravado respecto a agosto. De esta forma, a falta de algunos días para que finalice el mes, ya ha superado la cifra de contagiados del periodo precedente y ya sobrepasó hace varias jornadas su registro de muertes relacionadas con la pandemia.

La segunda ola recrudece el impacto del coronavirus a lo largo y ancho de España, una circunstancia que no es ajena para una provincia de Segovia que había registrado unos números mesurados hasta ahora en comparación con otras demarcaciones de Castilla y León.

Octubre ha roto esta buena tendencia de Segovia, que en estos momentos está más cerca de los números de las provincias más afectadas que de las que presentan mejores estadísticas.

Hasta el momento, octubre contabiliza 1.245 contagiados y registra la semana en la que se han detectado más casos desde abril. De esta forma, se puede asegurar que la tendencia se mantiene al alza y que las medidas para aplacar la situación son necesarias, sin entrar a valorar si las normas adoptadas son las mejores o no.

Los brotes han sido en buena medida los grandes responsables del aumento de casos, ya que Segovia ha pasado de ser de las provincias con menos focos activos a principios de septiembre, a ser la tercera con un mayor número, aunque a favor de otras áreas hay que decir que han sido generalmente de pequeño tamaño y han dejado a las residencias fuera de su influjo.

Repartido por semanas, la primera (de cuatro días solo, del jueves 1 al domingo 4 de octubre) siguió la línea ascendente de septiembre al contener 174 casos (297 si se alarga al lunes anterior). La segunda semana (del 5 al 11) rebajó el número de contagios anotándose 244, una bajada que no duró mucho ya que la tercera (del 12 al 18) registró 300 infectados.

La cuarta semana (del 19 al 25) supuso un incremento de casos exponencial, ya que contabilizó 420 contagios y se convirtió de forma destacada en los siete días que más infectados se han detectado desde el mes de abril. La quinta semana (con seis días en octubre, del 26 al 31) se presenta con mejores perspectivas, ya que en tres días tan solo ha marcado 107, algo que no evitará que el décimo mes se convierta en el periodo con más contagiados detectados tras abril y marzo, que posiblemente obtuvieron muchos más infectados pero cuyos datos no son fiables ante la ausencia de test padecido durante el colapso sanitario.