Ocho personas muertas en carreteras de la provincia en lo que va de año

Este dato es sensiblemente inferior al del 2008, pues son dos víctimas mortales menos en comparación

252
La subdelegada del Gobierno, Lirio Martín, y el Jefe Provincial de Tráfico, Pedro Pastor guardan un respetuoso minuto de silencio junto a trabajadores y miembros de Policía y Guardía Civil./kamarero
Publicidad

Este pasado domingo, 17 de noviembre, se celebró el Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Accidentes de Tráfico, por ello ayer desde la Jefatura Provincial de Tráfico se quiso realizar un acto de homenaje a las víctimas de accidentes en las carreteras. Se ha sumado así, y como vieautsocne realizando todos los años, a la convocatoria en este Día Mundial en Recuerdo a las víctimas de Accidentes de Tráfico 2019 que promueve Naciones Unidas desde 2005, y cuyo lema es ‘Vehículos más seguros’.

Trabajadores de la Jefatura Provincial, la Policía Nacional, la Guardia Civil, la Concejalía de Seguridad, la Policía Local y ciudadanos se unieron a la jornada y participaron en un minuto de silencio en recuerdo de las víctimas a las 12.30 horas de ayer, en un acto en el que también quiso estar presente la subdelegada del Gobierno, Lirio Martín.
La subdelegada del Gobierno explicó que “este día tiene como objetivo sensibilizar a los ciudadanos sobre los accidentes de tráfico, sus terribles efectos y en inmenso dolor y sufrimiento que ocasiona en las familias; e instar a la prevención y precaución para evitarlos”.

De este modo, “el Día Mundial no solo busca recordar a las víctimas, sino concienciar a la sociedad para que haga todo cuanto esté en su mano para frenar esta sangría”, apuntó.
El tema de este 2019 se basa en el pilar 3 del ‘Plan Mundial para el Decenio de Acción para la Seguridad Vial 2011-2020’ de Naciones Unidas, con el que se insta a contar con vehículos más seguros.

En lo que va de año, ocho personas han muerto en las carreteras de la provincia, mientras que otros 27 han sufrido heridas graves y 360, leves. En todo 2018, fueron diez los muertos en accidentes de tráfico en Segovia, 40 los heridos graves y 478 los leves.

Mientras, la subdelegada insistió a los ciudadanos a “extremar siempre las precauciones ante el votante y cumplir rigurosamente las normas de tráfico”. Y es que existen distintos factores que aumentan el riesgo de las lesiones, como la velocidad inadecuada o excesiva, la falta de uso de cinturones de seguridad y sillas protectoras para los niños, la conducción en estado de ebriedad, la falta de uso de cascos protectores por parte de los conductores de vehículos de dos ruedas. Evitar esto está en manos de los conductores que en el momento que sacan su carnet de conducir están obligados a cumplir con las normas de circulación y en caso contrario ya están los diferentes cuerpos de seguridad para multar a aquellos que no son responsables cuando se ponen a conducir.

Tanto la subdelegada del Gobierno, Lirio Martín, como el Jefe Provincial de Tráfico, Pedro Pastor, reseñaron que en la mayoría de los casos la causa está en la imprudencia del conductor. A pesar de que los vehículos cada vez son más perfectos tecnológicamente y cuentan con mayores medidas de seguridad, las distracciones al volante, el cansancio, el exceso de velocidad y el consumo de alcohol siguen a la cabeza de las causas de los accidentes de tráfico así como de siniestralidad al volante.

Metas claras Desde la Dirección General de Tráfico, como desde Segovia piden que en carretera concentremos todos nuestros sentidos en la conducción, y especialmente en aquellas que concentren un alto volumen de tráfico. Hablando de Segovia en concreto, la subdelegada del Gobierno hizo referencia a la SG-20, que está ultimando sus obras y ello hace que la conducción se dificulte y obligue a poner los cinco sentidos en el volante para no sufrir ningún accidente.

Cada año mueren cerca de 1,3 millones de personas en el mundo y entre 20 y 50 millones padecen traumatismos no mortales. De este modo, los accidentes de tráfico son una de las principales causas de muerte en todos los grupos de edad y la primera entre personas de 15 a 29 años. Además, el 93 por ciento de los accidentes se producen en países de ingresos bajos y medianos.

Según los datos aportados por la DGT, si no se aplican firmes medidas para evitar en la mayor medida posible los accidentes al volante, se prevé que para 2030 estos serán la séptima causa de defunción en el mundo. Un estudio de la Fundación Linea Directa ahonda en los datos y dice que en los últimos 5 años, más de 160 personas murieron en Castilla y León en accidentes de tráfico en ciudad.

Por ello, la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible ha fijado una meta ambiciosa con respecto a la seguridad vial, que consiste en reducir a la mitad, para 2030, el número de defunciones y lesiones por accidentes de tránsito en todo el mundo.