amfar nuria alonso
Nuria Alonso y Lola Merino, en el centro de la fotografía. / EL ADELANTADO

La segoviana Nuria Alonso seguirá al frente de una de las cuatro vicepresidencias de la Federación de Mujeres y Familias del Ámbito Rural (Amfar). La elección se produjo el pasado miércoles en Madrid, cuando se llevó a cabo la reunión de Asamblea General para votar los nuevos cargos del Comité Ejecutivo de la organización.

A su vez, la candidata segoviana es reconocida por ser la encargada de establecer la delegación de la Federación en la provincia, la cual se constituyó finalmente en 1997 y desde ese año ocupa el cargo de presidenta de Amfar Segovia.

Tras una intensa jornada electoral celebrada cuatro años después de la anterior votación, según dictan los estatutos, Nuria Alonso ha renovado el cargo como vicepresidenta junto a la valenciana Amparo Corbí, la tinerfeña Ángela Delgado y la alicantina Tere Antón.

Por otro lado, la presidencia de Amfar vuelve a estar ostentada por la ciudadrealeña Lola Merino, que se mantiene en el cargo desde 1991, año en que se constituyó la Federación. En concreto, ha obtenido el respaldo unánime de todas las compromisarias asistentes, un hecho que le anima a afrontar de la mejor manera su séptima legislatura.

El cargo de secretaria general será desempeñado por la almeriense Adoración Blanque, la tesorería ha recaído en la toledana Rosa del Castillo y las dos vocalías estarán ocupadas por Consuelo Aznar y Almudena Guijarro, presidentas de Amfar Zaragoza y Amfar Cuenca.

Además de configurar y tomar posesión de los nuevos cargos, las representantes provinciales y autonómicas han coincidido en centrar los objetivos y líneas maestras de este año en asegurar el principio de igualdad para mujeres rurales españolas. Pero también han acordado potenciar la interlocución social de la organización con las diferentes instituciones y asociaciones de carácter público y privado.

Sobre AMFAR

Es una federación con implantación en todo el país que cuenta con un total de 29 asociaciones provinciales y regionales, las cuales están distribuidas en 15 comunidades autónomas. Así, representan a más de 90.000 asociadas.

En sus treinta años de trayectoria, ha conseguido que las mujeres rurales comenzasen a tomar parte de los programas de formación del Ministerio de Agricultura o que se incluyeran en los planes de igualdad de las entidades públicas. También fue pionera en la reivindicación de la Ley de Titularidad Compartida de las Explotaciones Agrarias aprobada en 2011.