Los servicios sanitarios del Hospital General de Segovia, pendientes de un paciente en una ambulancia. / KAMARERO
Publicidad

Segovia marcó de nuevo el menor registro provincial de toda Castilla y León, hasta el punto de que la provincia tan solo acumuló ayer el 1,5% de los nuevos contagiados regionales, según reflejó el informe sobre la situación epidemiológica de la Comunidad.

Los nuevos positivos se situaron en 17, el segundo mejor registro de la semana tras la contabilizada durante la jornada anterior, cuando se detectaron 12 casos.

Esta sucesión de registros reducidos va a provocar una gran caída en la cifra de contagios de esta semana, que bajarán ostensiblemente la obtenida durante la anterior. Tanto es así, que incluso se podría dar el caso, a falta de los positivos que se detecten hoy, de que marque el mejor parcial desde inicios de agosto.

La nota negativa volvió de la mano de un nuevo fallecimiento relacionado con la pandemia, el segundo en dos días. Esta segunda muerte previene sobre la posibilidad de que se esté ante otro periodo de gran mortandad como el que ocurrió a principios de mes.

Esta nueva ola de muertes está ligada muy posiblemente con los brotes en las residencias de mayores, espacios donde el coronavirus es especialmente mortífero.

El total de defunciones relacionadas con la pandemia en Segovia se eleva a 706, de las cuales 406 corresponden a decesos acaecidos entre usuarios de las residencias de mayores.

Las hospitalizaciones relacionadas con el coronavirus bajaron levemente en las últimas horas y ahora se sitúan en 24, una menos.

El Hospital General ha mostrado cifras contenidas durante toda la segunda ola, manteniendo la presión asistencial en niveles prudentes. De hecho, el Complejo Asistencial de la provincia se ha situado desde julio como uno de los centros con mejores datos de toda la Comunidad, escenario que se alarga hasta el día de hoy.

Tal es así, que la tasa de ocupación en planta del Hospital General es la segunda mejor de todos los centros de la región con el 55%, tan solo por detrás del de Medina del Campo. En estos momentos, están en uso 179 de las 325 camas disponibles.

Las nuevas altas se situaron ayer en las cinco, por lo que la cifra total de la semana aumenta hasta las 21.

El nivel de ocupación de las UCI registró una nueva bajada y ahora se sitúa en el 32%, con tan solo nueve de sus 28 camas disponibles en uso. Se trata del registro más reducido de un centro sanitario en toda la Comunidad. Sobre los pacientes ingresados en estas instalaciones, seis padecen Covid-19 y tres no guardan relación con la enfermedad.

En las residencias, la cifra de confirmados se redujo hasta los 1.100, nueve menos, mientras la de usuarios que han superado la enfermedad se mantuvo en 1.040. De esta forma, en estos momentos hay un total de 60 personas que viven en estos centros con Covid-19 activo. La cifra de aislados aumento a 30 con la última actualización, dos más.

Por su parte, los brotes activos de la provincia se volvieron a reducir y ahora se sitúan en 52, uno menos. Los casos vinculados a todos ellos ascienden a 306.

Sobre los detalles, la Junta de Castilla y León no ofrece los pormenores de los nuevos focos durante los fines de semana, por lo que no hay más información.

En el ámbito educativo, la Junta de Castilla y León mantiene en cuarentena a nueve aulas de la provincia.