Cortado el acceso al Puerto de Navacerrada, en la vertiente madrileña. Imagen de la afluencia de gente el pasado día 2 de enero. EFE/Guardia Civil

La Guardia Civil ha cortado a primera hora de este lunes la carretera M-601 en su acceso al Puerto de Navacerrada por la gran afluencia de personas que ha acudido a la sierra, donde se han llenado los aparcamientos del Puerto de Cotos y del Puerto de Navacerrada, límite con la provincia de Segovia, según informa la Dirección General de Tráfico (DGT).

Este lunes, a las 9.16 horas, la DGT ha anunciado en redes sociales el cierre de los aparcamientos de la sierra y posteriormente se ha cortado la carretera M-601 de acceso al Puerto de Navacerrada del kilómetro 12,5 al 20 en Cercedilla en ambos sentidos.

Este domingo volvió a colapsarse esta carretera debido a la nieve y la avalancha de madrileños, una estampa que viene repitiéndose a lo largo de estas navidades pese a las recomendaciones de las autoridades sanitarias. Precisamente ayer los Bomberos de la Comunidad de Madrid tuvieron que rescatar a una mujer y a sus dos hijos que se habían perdido en la zona de la Navafría, en una intervención muy complicada por el frío y el viento, según informa el 112 Comunidad de Madrid en redes sociales.

Para evitar este tipo de situaciones, la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112 anunció una serie de medidas, vigentes hasta el próximo 10 de enero. Entre las medidas contempladas, que se ha realizado este lunes, se encuentra que la Guardia Civil cortará las carreteras cuando los aparcamientos estén completos.

El pasado sábado 350 personas tuvieron que ser evacuadas del puerto de Navacerrada debido a los retrasos en la línea habitual de autobuses de regreso a Madrid a causa de la nieve, el hielo y la gran afluencia de madrileños. Finalmente seis autobuses lograron llegar a la zona para evacuar a todas las personas, a quienes tuvieron que facilitar mantas térmicas y alimentos, según indicó la Guardia Civil.

Además, en el puerto de Cotos, Emergencias 112 Comunidad de Madrid tuvo que coordinar la asistencia de otras 150 personas aglomeradas a la espera del autobús de regreso a Madrid. La Consejería de Transportes anunció que trabaja en coordinación con Emergencias Madrid 112, Guardia Civil y la Dirección General de Tráfico y ha recordado a todos los madrileños la importancia de seguir las recomendaciones de estos organismos antes de desplazarse a la sierra.