Zona sur del antiguo regimiento ‘Alto de los Leones de Castilla’, junto al Campus María Zambrano. / Rocío Pardos
Zona sur del antiguo regimiento ‘Alto de los Leones de Castilla’, junto al Campus María Zambrano. / Rocío Pardos

El recorrido del convenio que el Ayuntamiento de Segovia firmó inicialmente con el Ministerio de Defensa en 1993 parece una de esas historias interminables que aquejan con más frecuencia de la deseable al urbanismo de la ciudad. Pero todo apunta a que, al menos en la tramitación administrativa que afecta al solar del antiguo Regimiento de Artillería ‘Alto de los Leones de Castilla’, situado junto al Campus María Zambrano de la UVa, llegará a la meta deseada este mismo año, si no encuentra nuevas trabas y, a partir de ahí, comenzará la recuperación de este espacio degradado del barrio de Santa Eulalia.

La previsión de la concejala de Urbanismo, Clara Martín, es que la modificación del Plan General de Ordenación Urbana de Segovia (PGOU) necesaria para adaptarlo a la modificación del convenio con Defensa que se llevó a cabo en el año 2015, pueda someterse a la votación del pleno de la corporación del próximo mes de mayo, aunque su aprobación definitiva corresponde al Consejo de Urbanismo, que depende de la Junta de Castilla y León.

El acuerdo alcanzado entre los responsables municipales y los del INVIED (Instituto de Vivienda, Infraestructura y Equipamiento de la Defensa) en 2015 establece un aprovechamiento de 15.607 metros cuadrados edificables en este solar que es propiedad del Ministerio de Defensa. 7.723 metros cuadrados corresponden a la citada entidad estatal, que podrá vender la parcela para la construcción de vivienda libre, y el resto lo gestionará el Ayuntamiento.

En total, se prevén 127 nuevas viviendas en este espacio, de las que el 45% serán de protección oficial pública.

Una de las novedades introducidas ha sido la tipología de edificio residencial, que pasa de bloques lineales a pequeñas torres de viviendas protegidas de hasta siete alturas.

El consistorio ha conseguido, además, 4.272 metros de suelo para equipamiento público y espacios libres para la ciudad.

10 2 WEB
Simulación de las torres de viviendas de protección oficial proyectadas. / E. A.

El recorrido de este convenio con Defensa ha sido no solo largo sino tortuoso, por los inconvenientes que han surgido a lo largo de los años. El exconcejal de Urbanismo Alfonso Reguera ironizaba en 2018 cuando explicaba ese camino de innumerables trámites administrativos y modificaciones urbanísticas que comenzaron “cuando éramos pequeños”, dijo.

En este sentido, aunque el primer convenio data de 1993, durante la etapa del alcalde del PP Ramón Escobar, desde entonces ha sufrido dos novaciones o modificaciones, en 2005 y 2015. En el intervalo, en 2008 se aprobó una modificación del PGOU de Segovia.

En lo relativo a la zona sur del antiguo regimiento, primero fue necesario delimitar exactamente la zona universitaria cuando la fase 2 del Campus María Zambrano todavía no estaba construida, algo que dependía de la Universidad de Valladolid. Por su parte, el Ayuntamiento empezó en 2016 a redactar esta modificación que afecta a la zona no universitaria.

Al final del anterior mandato corporativo, en abril de 2019, con Claudia de Santos como edil de Urbanismo por la renuncia de Reguera meses antes, el pleno del Ayuntamiento aprobó ambos trámites pero, en el caso del espacio no universitario, “con la obligación de hacer modificaciones en el texto”, lo que el gobierno municipal trasladó a los redactores del documento, un equipo del Instituto Universitario de Urbanística de la UVa.

Aunque fue aprobado por unanimidad, la oposición reprochó los entonces 26 años transcurridos desde el primer acuerdo. La portavoz del PP en ese momento, Raquel Fernández, sostuvo que la gestión urbanística de los sucesivos gobiernos socialistas en la ciudad había llevado a una reducción en la programación de la vivienda social en esta zona, al pasar de un máximo de 88 VPO a 60.

El documento modificado se entregó al Ayuntamiento en junio de 2021 y fue informado por el arquitecto municipal el 29 de julio para someterse desde finales septiembre a un periodo de información pública de tres meses, una vez publicado en el Boletín Oficial de Castilla y León.

Transcurrido ese plazo, el texto resultante se remitió a distintos organismos públicos que, en todos los casos, informaron favorablemente a finales de 2021, aunque desde la Consejería de Fomento y Medio Ambiente —ahora de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio— apuntaron que debían hacerse ajustes en cuanto a las plazas de aparcamiento previstas en los espacios a urbanizar. Así se ha hecho y la Concejalía de Urbanismo está en disposición de someter la modificación a su aprobación inicial por parte del pleno corporativo.

San Antonio el Real

La modificación del Plan General, además de la adaptación al convenio con el Ministerio de Defensa, tiene en cuenta la proximidad del solar del antiguo regimiento al complejo del Convento de San Antonio el Real y al Campus universitario María Zambrano, con mejoras en cuanto a la integración paisajística y medioambiental.

El equipamiento público previsto se sitúa junto a la finca del convento, “lo que ayuda a relacionar ambos espacios y poder crear un gran espacio dotacional”; lo que, junto a los espacios libres, dotará a la zona de un gran parque urbano.