Un operario instala uno de los sistemas de vigilancia en la mañana de este viernes. / Nerea Llorente
Publicidad

El Ayuntamiento de Segovia desde la Concejalía de Patrimonio Histórico, en coordinación con el área de informática y la Policía Local, ha acometido este viernes la instalación de un sistema de vídeo vigilancia en el entorno del Acueducto. La actuación se ha centrado en la zona comprendida entre la plaza Día Sanz y la plaza del Azoguejo, en la subida al Postigo del Consuelo.

Esta actuación es un paso más y se enmarca dentro de todo el sistema de gestión del Acueducto que en los últimos años se viene materializando para mejorar la protección y mantenimiento del Monumento. Desde que en julio de 1992 se suprimió el tráfico bajo los arcos centrales del Acueducto se han ido sucediendo distintas intervenciones siempre con el objetivo de limitar, regular y ordenar la circulación por el entorno y proteger al Monumento de los efectos derivados del tráfico.

Al progresivo alejamiento del tráfico hay que añadir diversos trabajos de conservación y mantenimiento como la conservación de la Virgen, los diferentes estudios –el más reciente sobre el impacto acústico realizado por el CEDEX– y el próximo plan de conservación preventiva –en preparación–, entre otros. A este listado ahora hay que incorporar la instalación de vídeo vigilancia para el control del tráfico en el entorno del Monumento, un sistema que garantiza un mayor control gracias a la tecnología actual, que ha llegado a unas capacidades y características de diseño que permiten una mimetización con el entorno sin provocar impacto visual.

En total se han instalado nueve cámaras y cuatro radio enlaces, que se han colocado sobre los elementos de alumbrado público y ornamental ya existentes, minimizando en la medida de lo posible el impacto visual.
La instalación cuenta con el visto bueno de la ponencia técnica del Servicio Territorial de Cultura de la Junta de Castilla y León. Por su parte, la Academia de Artillería, en cuyas instalaciones se han ubicado dos cámaras, ha autorizado y dado todas las facilidades para realizar esta intervención.

El sistema de videovigilancia permitirá observar en tiempo real y/o grabar todo lo que suceda en el área de alcance de las cámaras y a él tendrá acceso la Policía Local a través de un sistema mixto de radioenlaces y ADSL. El radioenlace facilita la interconexión entre los terminales de telecomunicaciones a través de ondas electromagnéticas.

Las cámaras servirán no solo para vigilar el tránsito de vehículos bajo los arcos del monumento, sino para registrar cualquier otra posible actuación o comportamiento inapropiado que pueda dañar al Acueducto.
Cabe recordar que la intervención ahora ejecutada, cuyo presupuesto ha alcanzado los 10.500 euros, se anunció y posteriormente aprobó en la Junta de Gobierno local a mediados de 2019, pero, según fuentes municipales, el proceso administrativo, primero; y las vacaciones de Navidad, después, han alargado su puesta en funcionamiento.