ayuntamiento instalacion contenedores basuras residuos
La alcaldesa Clara Luquero visitó una de las primeras islas de contenedores instaladas en Nueva Segovia. / EL ADELANTADO

El barrio de Nueva Segovia verá a lo largo de esta semana transformarse su mobiliario urbano con la llegada de los nuevos contenedores para la recogida de residuos, que están siendo instalados por la empresa concesionaria del servicio.

El proceso que seguirá por el resto de la ciudad a lo largo de los dos próximos meses, y su instalación se realizará en horario nocturno para evitar interferir lo menos posible en la actividad normal de la ciudad y la circulación. Sobre este aspecto, el concejal de Medio Ambiente, Ángel Galindo, apeló ayer a la comprensión ciudadana por las molestias que pueda causar este cambio, y ofreció las disculpas municipales por una situación que será transitoria.

Estos contenedores no solo permitirán mejorar el servicio y facilitar la recogida, sino que contribuirán a proporcionar una imagen más integrada en la ciudad, en el paisaje urbano, al tener una apariencia más uniforme. En total en la ciudad se van a instalar 1655 contenedores: 1171 de carga lateral, 299 de carga trasera, 57 contenedores marrones, 50 para restos vegetales (para uso exclusivo del personal de Parques y Jardines), 45 de ropa y 33 de aceite.

De los de carga lateral con 3.200 litros de capacidad: 588 corresponden a la fracción de orgánica- resto, 197 a la de envases ligeros (contenedor amarillo y una boda de 40 centímetros), 194 a la de papel y cartón, y 192 a la de vidrio. En todos ellos se han eliminado los elementos que dificultaban la introducción de las bolsas. Estas características facilitarán la aportación de residuos por parte de la ciudadanía.

En cuanto a los de carga trasera, serán 223 de orgánica-resto, 61 de envases ligeros y 12 de papel y cartón, y 3 de vidrio que se destinarán al nuevo servicio de quita-pon, se colocarán en ubicaciones fijas en superficie, en las soterradas (en este caso sin tapa) y en los mercados semanales al aire libre.

El número de islas completas (con contenedores de todas las fracciones) llegarán a 195. A todas estas unidades hay que sumar los 45 de ropa usada y los 33 de aceite vegetal de origen doméstico. Además, se añadirán los 57 contenedores de color marrón específicos para materia orgánica que estarán ubicados en La Albuera, barrio escogido para el proyecto piloto de recogida de esta fracción.

A mayores, fuera de las cifras indicadas, el Ayuntamiento dispondrá de los siguientes contenedores de carga trasera para atender las actividades al aire libre y las fiestas: resto (50 de 800 litros y 20 de 240 litros), papel y cartón (10 de 800 litros y 10 de 240 litros), envases (20 de 800 litros y 10 de 240 litros), vidrio (10 unidades de iglú de carga superior con elevador “Vacri”).

Todos los contenedores cumplen con los requisitos de accesibilidad establecidos en la Ley de Accesibilidad Universal a través de la Orden VIV/561/2010, que señala que “en contenedores no enterrados, la parte inferior de la boca estará situada a una altura máxima de 1,40 m”. Además, de momento, en las calles Almira, José Zorrilla, Dámaso Alonso y en Mahonías (puntos acordados con la asociación Frater) se instalarán cuatro islas con medidas de accesibilidad más exigentes con la boca situada en el cuerpo del contenedor a unos 70 centímetros de altura.