Concentracion-Jubilados-Pensiones-Dignas
Concentración ayer al mediodía en la plaza de San Martín de Segovia en defensa de sistema público de pensiones. / KAMARERO
Publicidad

Un grupo no muy numeroso, en torno a medio centenar de personas, secundó ayer una concentración convocada por la Plataforma Segoviana por la Defensa del Sistema Público de Pensiones, perteneciente a la coordinadora estatal que reclama prestaciones dignas y desconfía de las mejoras anunciadas tras el acuerdo presupuestario entre el Ejecutivo de Rajoy y el PNV en el Congreso de los Diputados.

Una de las asistentes resumía el sentir de muchos de los presentes parafraseando a uno de los personajes de la mítica película ‘Amanece que no es poco’, de José Luis Cuerda, interpretado por Chus Lampreave: “Pa tus morros, Montoro”.

En primer lugar, los colectivos convocantes consideran que el acuerdo con los nacionalistas vascos tiene lugar “gracias a las movilizaciones que llevamos a cabo por la coordinadora y reconocida a nivel internacional por varios medios” pero dejan “muy claro que no queremos parches”.

En este sentido, argumentan que, la subida de 1,6% en 2018 para las pensiones y el retraso del factor de sostenibilidad hasta 2023, así como el aumento de la base reguladora de la pensión de viudedad no acaban con “la gravedad” de una Ley de 2013 que establece el citado factor de sostenibilidad, “un descuento más para los nuevos pensionistas”, según los convocantes de la movilización.

Se preguntan también si viudas y viudos van a recuperar el poder adquisitivo que calculan en un 52% en los últimos cinco años y responden que de ninguna manera con las medidas anunciadas.

Estrategias electorales

Otro aspecto que ha llevado a los responsables de la plataforma segoviana, y de la coordinadora estatal, a volver a sacar a la calle a pensionistas y a ciudadanos en general, es que se han percatado de que las movilizaciones de los días 22 de febrero, 17 de marzo y 16 de abril por todo el territorio del Estado, “han renovado las estrategias electorales de unos y los intereses partidistas de otros. Hemos hecho que cedan y el dinero de las pensiones ha aparecido donde decían que no había. Si ese acuerdo se materializa por escrito podremos decir que hemos ganado una batalla pero no la guerra”.

En este sentido, entre otras cuestiones, reclaman que se derogue el factor de sostenibilidad de las pensiones, que se cambie el índice de revalorización y se tenga en cuenta el IPC en todas las pensiones, además de reintegrar “todo los perdido desde 2011” y que la pensión mínima se establezca en 1.080 euros, tal y como recoge la Carta Social Europea.