Técnicos del programa ‘Segovia educa en verde’, de la Concejalía de Medio Ambiente, han seleccionado tres parcelas de estudio en la capital segoviana. / E. A.
Publicidad

La Concejalía de Medio Ambiente de Segovia, a través del programa de educación ambiental ‘Segovia educa en verde’ ha puesto en marcha en las semanas pasadas un interesante estudio sobre insectos polinizadores y auxiliares en tres espacios de la ciudad de Segovia.

El principal objetivo del proyecto es fomentar el estudio de los insectos y determinar qué especies y/o grupos de polinizadores y auxiliares son más abundantes en el ecosistema urbano de Segovia. Además, se pretende investigar qué especies vegetales son más demandadas por esos insectos y comparar la utilización que hacen de la vegetación natural frente a dos mezclas de semillas comerciales.

En los últimos años se han detectado numerosas amenazas que afectan a la polinización, como la fragmentación de los hábitats, la explotación agrícola intensiva, nuevas enfermedades, el abuso de tratamientos fitosanitarios, introducción de especies exóticas, el cambio climático y la contaminación.

Los estudios realizados alertan de la tendencia creciente a la desaparición de los polinizadores y de las graves consecuencias que su déficit provoca. La comunidad científica recomienda la puesta en marcha de un plan donde se integren las iniciativas existentes a nivel local o regional y que facilite la obtención de datos con los que sustentar y dirigir las decisiones políticas sobre agentes polinizadores.

Además, cada vez se impone más el requisito de replantear la estrategia del control de plagas, buscando soluciones a la necesaria disminución del uso de productos fitosanitarios. Una solución interesante son las coberturas de plantas que, mediante su floración, atraen y fomentan el desarrollo de poblaciones de insectos enemigos naturales de las plagas (insectos auxiliares), para ejercer un control biológico en zonas verdes.

Para este proyecto se han seleccionado tres parcelas de características homogéneas localizadas en la calle Cardenal Zúñiga (junto a la acera de acceso al parking de la IE University), en la calle Escalinata del Hospicio y en la calle Doctor Velasco. Se han delimitado y marcado pequeños espacios de experimentación de un metro cuadrado.

Entre las unidades de experimentación se ha dejado un espacio de un metro sin cobertura vegetal para evitar una posible contaminación y trasiego de especies vegetales que puedan alterar los datos obtenidos, además de actuar de pasillo de observación. Se ha dejado una unidad de experimentación en el centro de la parcela de muestreo con la vegetación natural de la zona, como unidad de control.

A continuación, se ha esparcido sobre la vegetación una mezcla de semillas diferente a cada lado de la unidad control (dejando pasillos de separación). En los extremos de la parcela de muestreo se ha eliminado la vegetación natural existente y se han sembrado las dos mezclas de semillas.

Educadores de ‘Segovia Educa en Verde’ realizarán en verano un muestreo cada dos semanas en las tres áreas, con observación directa de los insectos polinizadores y auxiliares y su localización (volando, posados en planta, posados sobre flor…), así como las especies vegetales en las que se encuentran.

Todos los datos observados se anotarán en una ficha de registro para su posterior análisis. Además, se realizarán labores continuadas de mantenimiento (desbroce) en los pasillos de las parcelas.