“No existe la Educación a la carta”

Rodríguez Belloso recuerda a los padres de tres alumnos de Navafría que no hay margen legal para dar transporte escolar a sus hijos a La Granja y cree que la “campaña contra el CEO de Prádena” responde a una “malentendida rivalidad” de pueblos.

4

El director provincial de Educación, Antonio Rodríguez Belloso, ha explicado esta mañana que no hay marco legal para proporcionar transporte escolar a los tres alumnos de Navafría y Gallegos que acuden a estudiar ESO al instituto Peñalara de San Ildefonso y ha indicado que no se puede hacer con ellos una excepción que tendría consecuencias regionales. Rodríguez Belloso recordó que a estos alumnos les corresponde estudiar en el Centro de Educación Obligatoria de Prádena y que sus familias han elegido voluntariamente trasladarlos al instituto de La Granja, esa decisión conlleva que no tienen derecho a transporte ni comedor, según recordó el director provincial haciendo referencia al contenido de la orden EDU/926/2004 de la Consejería de Educación. “No existe una Educación a la carta” dijo Rodríguez Belloso indicando que si se atendieran la peticiones de estos padres podrían venir más pidiendo plazas para viajar desde cualquier lugar de la provincia hasta la capital o entre los municipios que cada uno prefiera.

Los integrantes del equipo directivo de la Dirección Provincial de Educación, acompañados por la directora del CEO de Prádena y de una representante de la asociación de padres de alumnos del mismo, han elogiado las características estructurales de este centro así como el modelo educativo que allí se ha implantado. Han asegurado que la matrícula, ahora de 21 alumnos, irá creciendo según se incorporen nuevos cursos y que la inversión realizada está justificada, entre otro argumentos, porque la ubicación del CEO permite romper la ruta de transporte escolar más larga de la provincia y una de las más complicadas por las características orográficas de la zona. Rodríguez Belloso ha asegurado en varias ocasiones que tras la “campaña de mentiras” de estos padres subyace una “malentendida rivalidad entre Navafría y Prádena” .