Manuel García Flores y Lourdes Mejías Arillo, responsables de la Asociación Contra el Acoso Escolar ‘Cosas de niños’. / Nerea Llorente
Publicidad

Lourdes Mejías Arillo es una escritora de Puerto Real (Cádiz) que a raíz del triste desenlace de la historia de Jokin Ceberio, un adolescente vasco que antes de cumplir 15 años se quitó la vida (en 2004) tras sufrir durante más de un año acoso escolar, recordó que en su infancia había sido maltratada en el colegio y se dio cuenta de como se normalizaban estas situaciones y se decía “son cosas de niños”.

Comenzó entonces a trabajar en el proyecto de una novela, ‘Cosas de niños’, que publicó en 2014 y que ella misma ha distribuido gratuitamente en centros educativos de la provincia de Cádiz y en otros lugares a donde viaja. Este semana está en Segovia y ha conseguido que el libro pase a formar parte de las bibliotecas de tres institutos de la capital: IES Mariano Quintanilla, IES Andrés Laguna e IES Francisco Giner de los Ríos.

‘Cosas de niños’ (editorial Cultivalibros) es un diario personal, el de Sara, una niña de 12 años que cuenta cómo es maltratada por sus compañeros de clase, lo sola que se encuentra, impotente al no poder hacer nada por evitarlo y con el reto de hacer frente a los estudios pese a dificultades y obstáculos.

A raíz de la publicación de la novela, que ha sido recomendada por la Junta de Andalucía entre la bibliografía de referencia para sensibilizar sobre el acoso escolar, según cuenta su autora, se dio cuenta de la necesidad que existía en la provincia de Cádiz de crear una asociación para concienciar a toda la sociedad sobre esta lacra y dar a conocer, con pedagogos, psicólogos y educadores, protocolos y actuaciones necesarias.

Así nació en enero de este año la Asociación Contra el Acoso Escolar Cosas de Niños y, a punto de cumplir un año en funcionamiento, Mejías explica que está “muy feliz de poder ayudar” y avanza que pronto lanzará otras dos publicaciones, dos cuentos dirigidos a alumnos de Primaria, ya que la lectura de su primera novela está recomendada a partir de 1º de ESO: alumnos, profesores, padres, etc.

Uno de los cuentos llevará por título ‘El silencio de Juan’, sobre un niño que sufre acoso escolar, y el otro, que todavía no tiene título, aborda un conflicto entre niños escolarizados, ya que desde la asociación consideran importante que se sepa diferenciar entre un conflicto puntual y el acoso mantenido en el tiempo.

Los cuentos incluyen ilustraciones realizadas por otra integrante de la asociación gaditana y, entre los objetivos de las tres publicaciones, a la venta en internet y sin ánimo de lucro, destaca el ayudar a niños y adolescentes que sufren acoso, a padres, a profesores “pero también a los acosadores que en ocasiones no saben el daño que están haciendo” para que, a través de la lectura de historias de personajes que se parecen a ellos, “puedan conocer lo que está bien y lo que no está bien”, según Mejías.

Son historias que hablan de la dura realidad del acoso. La autora dice que los lectores le comentan que cuenta una verdad que nadie quiere ver “pero con final feliz” porque hay salida, hay esperanza.