22-1Jose-Luis-Aceves
José Luis Aceves, en San Rafael, donde estuvo el sábado pasado, reclamando una solución en la travesía. / Kamarero

Hoy domingo, José Luis Aceves estará trabajando en Chañe y Remondo, donde ejerce como agente medioambiental de la Junta. El secretario general del PSOE segoviano sigue viviendo en su pueblo, Coca, y quiere continuar desempeñando su profesión, aunque a veces ello le suponga ir a la carrera. Sus días resultan muy largos. Empieza a las 07,15 y acaba de trabajar pasadas las 02,00. Asume con naturalidad una responsabilidad que él eligió, y afirma que el hecho de poder trabajar por la provincia de Segovia es un premio. Así es él y así piensa.

Pregunta.— Para empezar, ejerza de médico y hágame un diagnóstico del PSOE de Segovia. Ya, ya se que va a tener la tentación de decir que todo está perfecto. Pero le pido un ejercicio de sinceridad…

Respuesta.— Sinceramente, el PSOE de Segovia es un partido vivo, muy vivo, que se está fortaleciendo con más militancia. No hay nadie perfecto, siempre de la diversidad conseguimos la fortaleza de construir un proyecto común que haga progresar a nuestra sociedad. En el PSOE claro que hay debate, es una de nuestras fortalezas y le aseguro que no existen imposiciones o pensamientos monolíticos, para eso ya tenemos al PP, pero también estoy satisfecho que en asuntos con posiciones que no son convergentes avancemos unidos para construir una sociedad abierta, plural, igualitaria, que tenga más futuro.

Le aseguro que trabajamos día a día sin descanso, con gran ilusión para ofrecer soluciones a los segovianos, para serles útiles, y disponemos de proyecto y de una gran cantera dispuesta a esforzarse en esa línea.

— No me negará que hay diferencias entre los concejales del PSOE en el Ayuntamiento y los diputados provinciales…

— Son dos ámbitos diferentes dentro del mundo municipal, que en ambas instituciones están haciendo buen trabajo. En el Ayuntamiento gobernamos en la actualidad y queremos seguir haciéndolo, los concejales se dedican día a día a la gestión y en la Diputación el grupo de diputados trabaja para conseguir el gobierno en 2019. Es muy diferente el trabajo, aunque se comparte el objetivo de mejorar siempre el día a día de los segovianos, indistintamente en donde residan (…)

Es estrategia del PP, de vez en cuando, enfrentar a ambas instituciones, pero los socialistas, defendiendo desde cada ámbito sus competencias y a las instituciones, bajo el paradigma del respeto, llevamos los asuntos que interesan a la ciudadanía. Además le aseguró que en la actualidad, respetando la autonomía municipal de cada ámbito, se trabaja de forma coordinada y cercana, y se va a seguir haciendo.

—¿Ha subido la afiliación en el último año? ¿siguen ustedes en el vagón de cola a nivel nacional en cuanto al número de afiliados?

—En Segovia, desde que soy secretario general, la militancia ha aumentado en unos 40 militantes, lo que supone casi un 7 %, y aunque el objetivo es seguir creciendo, creo que son muy buenos datos. Le recuerdo que son militantes a corriente de pago y no virtuales. Otras formaciones políticas hablan de militantes pero no pagan ninguna cuota y son sólo estadísticos; otros hablan de miles de militantes y resulta que cuando votan en primarias son menos que los socialistas y otras formaciones políticas, simplemente no pueden decir los militantes que tienen porque son muy escasos. Por lo tanto, no veo lo del furgón de cola. Más bien somos los únicos que demostramos con democracia directa e intensa que disponemos de una militancia activa y participativa.

—¿En qué se diferencia el PSOE – Juan Luis Gordo del PSOE – José Luis Aceves?

—No me gusta comparar y menos en tan poco tiempo, con otros compañeros secretarios generales, no es ni mi estilo ni creo que tenga sentido hacerlo. Tengo un enorme respeto a todos los compañeros que realizaron su esfuerzo en la Secretaria General provincial. Mi antecesor Juan Luis Gordo hizo un enorme esfuerzo durante sus años en la dirección del partido y ahora sigue siendo nuestro diputado en el Congreso, trabajando cada día por los segovianos. El PSOE es un proyecto colectivo, en el que el equipo tiene mucha importancia, y yo le aseguro que tenemos un gran bloque-equipo que debe tener recorrido en los próximos años, para construir un proyecto que gobierne más ayuntamientos, la Diputación y la Junta.

—Sus principales objetivos como PSOE de Segovia son…

—Trabajamos para consolidar los actuales ayuntamientos que gobernamos, con un peso poblacional de un 62% de los segovianos, conseguir los pocos ayuntamientos que nos faltaron en 2015 para llegar al gobierno provincial y colaborar para que tengamos un gobierno socialista en la Junta y en España (…)

Me esfuerzo para hacer ver a la ciudadanía, que somos la única alternativa posible, viable y con capacidad de gobierno como alternativa a un PP agotado u otros partidos sin recorrido, para poder construir una Segovia del presente y futuro en mejores condiciones y fortalezas, para transformar nuestra sociedad y convertirla en más libre, igualitaria, con menos diferencias sociales, que defienda el estado del bienestar, que de oportunidades de futuro a la ciudadanía (…)

Quiero que la organización socialista se fortalezca, tenga presencia en todos los lugares de la ciudad y provincia donde existan problemas para ofrecer soluciones. Esa es nuestra esencia y seña de identidad, la estar cerca de las reivindicaciones, ofrecer propuestas y avanzar juntos con nuestros conciudadanos para hacerles un poco mejor su vida.

— Parece obsesionado con alcanzar la Diputación, y le recuerdo que su partido, hace no mucho, firmó un acuerdo con Ciudadanos en el que más o menos sentenciaba la institución provincial…

—Hay confusión, con el asunto del PSOE y las diputaciones. Mire, en el acuerdo con Ciudadanos no se decía que desaparecieran las diputaciones, sino que se mejoraría su funcionamiento y cambiaría por un Consejo de Alcaldes. De todas formas para ello habría que realizar un cambio en la Constitución.

Le manifiesto mi opinión, claramente: no creo que tenga que desaparecer la Diputación en una provincia como la nuestra con tantos núcleos de población y con 209 municipios y 17 entidades locales menores; ahora bien, la daría la vuelta como a un calcetín en muchos aspectos como organización, elección, competencias, fortalecimiento asesoramiento a municipios, etc.

De lo único que soy obsesivo en la vida es de cumplir compromisos y trabajar sin descanso para hacer posible una sociedad más justa. Me gustaría tener la oportunidad de trabajar en esa línea. Quiero trasladar a todos los rincones de Segovia la ilusión de los socialistas por conseguir después de 27 años la oportunidad de cambiar las políticas casposas y arcaicas en la provincia. Eso no es una obsesión, es más bien una oportunidad para un territorio que languidece, se despuebla, pierde a los mejor formados y está sin rumbo.

—De cara a las elecciones de 2019, ¿qué porcentaje tiene ahora mismo Clara Luquero de repetir como cartel del PSOE en Segovia?. ¿Depende solo de la decisión personal de Luquero o entran en juego otros factores?

— Tengo un planteamiento claro y rotundo. Todos los alcaldes socialistas de la provincia tienen mi apoyo firme y directo para ser candidatos en 2019 si así lo desean. Agradezco su esfuerzo diario, en condiciones complejas, como el corsé presupuestario que Montoro y el PP aprietan en su autonomía municipal, cuando son la administración más cumplidora y cercana a la realidad de la ciudadanía. Por lo tanto, Clara Luquero tiene mi apoyo para repetir y creo que también le tendrá de la organización, cuando llegue el momento de elegir los cabezas de cartel. Su carácter de mujer cercana, trabajadora y comprometida es un gran aval.

—Le hago la misma pregunta que hice un par de semanas a la presidenta del PP. El casco histórico de Segovia se vacía. ¿No habrán tenido algo que ver los gobiernos regionales y nacionales que han permitido la marcha del Policlínico, el Colegio Universitario, la Biblioteca Pública o el INSS?

—El problema de los cascos históricos no sólo es de pérdida de habitantes, sino de deshumanizar estos entornos. Seguramente tiene otros condicionantes, pero sí que es cierto que ayuda poco a su rehabilitación que desaparezcan servicios públicos, edificios emblemáticos, etc (…)

El Ayuntamiento es consciente y está trabajando con ideas y propuestas de rehabilitación del casco histórico, pero es cierto que poco ayudan la Administración Autonómica y la Estatal. Espero que proyectos como el Teatro Cervantes vean pronto la luz, después del trabajo intenso que hemos realizado los socialistas, al igual que me encantaría que el Policlínico tuviera cuanto antes un uso, preferentemente sanitario. Echo de menos que otras administraciones gobernadas por el PP, como es la Junta, no apueste por la colaboración en este sentido.

—¿Ciguiñuela sí o Ciguiñuela no?

—El problema del agua en Segovia es muy importante. Hemos creado un grupo de trabajo dentro del PSOE de Segovia, para tratar sobre el agua y todos sus condicionantes que debatirá y realizará un informe exhaustivo sobre toda la provincia (…)

De forma general, entendemos que es necesario dotarnos de agua en cantidad y calidad suficiente, con proyectos que cumplan los requisitos medioambientales, sean sostenibles y eficientes. También considero imprescindible conseguir eliminar las pérdidas de agua que se producen, por el estado de muchas tuberías, algunas de fibrocemento y que debido a la eliminación de los planes provinciales por parte del PP, no pueden ser renovadas a buen ritmo.

Al Ciguiñuela en principio le vemos condicionantes adversos, pero pienso dar oportunidad a ese grupo del agua, dentro del partido, para que realice su diagnóstico y opinión sobre el proyecto, antes de fijar una posición definitiva.

“De lo único que soy obsesivo en la vida es
de cumplir compromisos y trabajar
sin descanso para hacer posible
una sociedad más justa”

—¿Está usted a favor de la tecnología 5G? Hay quien advierte que entraña muchos peligros…

—Como socialista estoy a favor del progreso, de estar a la vanguardia de las mejoras, de posicionar a Segovia en positivo, en nuestro país y en el mundo. Le aseguro que muchas ciudades estarían encantadas de haber albergado este proyecto. Lo veo como una oportunidad para nuestra ciudad. Asistí a su presentación y observe el enorme impacto que puede tener para nuestro futuro. Ahora bien, respeto todas las opiniones, y en temas medioambientales, como portavoz del grupo parlamentario en las Cortes, le puedo asegurar que en las nuevas tecnologías siempre existió ese debate y miedo a riesgos, pero puede comprobar cómo la evolución de otras tecnologías ha dado paso a mejoras que todos utilizan, incluido quien ahora lo critica.

—Teatro Cervantes. ¿A quién corresponde ahora la iniciativa?

—Le recuerdo que sus obras fueron paradas por el PP, después de secuestrar del BOE su licitación y después de no hacer caso a la continua reivindicación del Ayuntamiento de Segovia y de los parlamentarios nacionales socialistas en la provincia, para que se restaurara definitivamente. El PP lo votaba en contra, o contestaba con evasivas (…) Ahora, una vez que el Congreso aprobó el otro día la PNL del PSOE, la pelota está en el tejado del Gobierno de España y desde luego, exijo que sea urgente la licitación de las obras y su comienzo, para que sea una realidad cuanto antes. Espero que el PP no busque otra vez disculpas para no impulsar el proyecto, sería por su parte una enorme irresponsabilidad hacia la ciudadanía.

—¿Por qué es tan fácil el entendimiento entre PSOE y PP en la Diputación y tan difícil en el Ayuntamiento de la capital?

—Son dos ámbitos muy diferenciados. En el Ayuntamiento hay confrontación electoral directa en las elecciones por parte de los candidatos y grupos y después se confrontan políticas durante cuatro años, en algunos casos, de quienes se ofrecen para volver a ser candidatos. Además el salón de plenos del Ayuntamiento tiene un especial tufo a ser proclive a enfrentamientos más viscerales, incluso con personas muy tranquilas (…)

En cambio la Diputación, al ser un órgano de segunda elección, relaja mucho el debate, ya que los diputados cuando confrontan, no saben si repetirán porque, en primer lugar, no hacen campaña electoral de confrontación cuerpo a cuerpo y, en segundo, tienen que ser elegidos por los concejales de cada partido judicial. También la responsabilidad de ofrecer oportunidades a los municipios y sus vecinos en el medio rural, ante tantas necesidades ayuda a buscar entendimientos. Ahora bien, que se llegue al acuerdo en algunos aspectos por el bien de los segovianos no significa que se haga seguidismo, que no se controle la acción de gobierno, ni que se olvide la crítica ni la presentación de alternativas, como demuestra el grupo socialista.

—Dígame tres medidas para frenar la despoblación en Segovia.

—En primer lugar, disponer de fondos de la Junta, el Gobierno de España y la Comisión Europea alternativos para hacer políticas claras en el territorio, para paliar este drama que tanto nos afecta, pues cada día desaparecen del censo cuatro segovianos. En segundo lugar, infraestructuras terrestres y de comunicación para hacer posible el desplazamiento en condiciones adecuadas y la cobertura de banda ancha, TDT, internet, etc. Y en tercero, disponer de empleo de calidad y posibilidad de vivienda asequible en el territorio.

“Todos los alcaldes socialistas de la provincia
tienen mi apoyo firme y directo para ser candidatos en las elecciones de 2019
si así lo desean”

—¿Qué hace falta para industrializar la provincia?
—Lo primero que la Junta y el Gobierno de España aporten fondos a través de un Plan Territorial específico en la provincia, cómo están realizando en otros lugares de la Comunidad. Lo segundo, apoyar con incentivos fiscales la llegada de nuevos proyectos industriales o el crecimiento de los actuales. Lo tercero, disponer de suelo suficiente y con todas las condiciones necesarias para los mismos. Defiendo que la Autovía de Pinares, el eje El Espinar-Villacastín, el eje Segovia-Valverde, la N-I y la zona de Nava de la Asunción-Coca, deberían ser los polos de impulso. Lo cuarto, un programa de un plan de retorno del talento, como el que el PSOE pide.

“La forma de ver la política de Rajoy, con la inacción como modelo, causa enormes problemas”

—El agua de una buena parte del subsuelo de la provincia está contaminada. Si de usted dependiera, ¿dejaría de conceder autorizaciones para la implantación de empresas porcinas?
—Son muy preocupantes los datos que nos alertan de los problemas de contaminación de nuestras aguas subterráneas. Creo que se debe afrontar el problema, buscar soluciones y con la ayuda y consenso de todos los pobladores asumirlo y actuar. Ahora bien, no me parece bien que se criminalice a las empresas y trabajadores de un sector tan importante en nuestra provincia como es el del porcino y tampoco que se diga que no se deben conceder más autorizaciones. Ejercitar el control siempre, mejoras ambientales muy necesarias, el análisis de la ubicación de nuevos proyectos es muy aconsejable y asegurar que se mejoren las aguas es imprescindible.

—¿De verdad cree usted que llegará el día en que se acabe el peaje en la autopista antes del fin del mundo? Porque parece que ahora se dice que sí, que se va a acabar, pero que falta mucho…
—Le aseguro que el pasado día 21 de febrero las Cortes de Castilla y León aprobaron un acuerdo histórico, a través de una PNL del PSOE, que tuve la ocasión de defender, como es que se ejecute la sentencia del Tribunal Europeo de 2010 de forma estricta, que las autopistas AP-51, AP-61 y AP-6, cuando terminen su concesión sean libres de peaje, además de que mientras eso llega, se establezcan fórmulas de compensación para los segovianos, abulenses, etc. por la barrera económica que esto supone. También para ofrecer una solución definitiva a la travesía de San Rafael, desviando el tráfico por la AP-6.

—Si pudiera dar un consejo a Mariano Rajoy sobre Cataluña, ¿cuál sería?
—A Rajoy, lo primero que le diría es que baje de la luna y actúe. Su peculiar forma de ver la política con la inacción como modelo hasta que no hay más remedio, nos está causando enormes problemas a los españoles y un ejemplo es Cataluña (…) Reconozco su enorme complejidad, pero con el PP en el Gobierno se ha producido el mayor problema territorial de la historia reciente. La ciudadanía está harta y demanda diálogo y altura de miras, para rebajar la tensión y terminar el asunto.

—Para acabar, ¿cree que el sector agrario en la provincia está siendo apoyado por la Junta?
—Creo que la Junta ha dejado a su suerte al sector. Un ejemplo, el de las incorporaciones de nuevos agricultores. Permanecen más de un año sin resolverse en los despachos de la Junta. En la provincia, en la convocatoria de 2017, se han presentado un total de 134 solicitudes, de las cuales 80 son para incorporación de jóvenes y 54 para planes de mejora combinados con la ayuda a jóvenes. Su falta de compromiso está suponiendo un perjuicio a los jóvenes y un desánimo entre los mismos.