Imagen de Nicola Kuhn durante un partido en el Open de Castilla y León. / EL ADELANTADO.
Publicidad

El nombre de Nicola Kuhn quizás aún no sea demasiado conocido pero dentro del mundo del tenis el joven de tan sólo 19 años ya levanta pasiones. Mañana se cumple exactamente un mes desde que el tenista alicantino consiguiera levantar el trofeo de campeón en el Open de Castilla y León Villa de El Espinar y El Adelantado habla con él acerca de su proceso de madurez, de lo que supuso ganar el torneo segoviano y de las metas que se propone para su carrera. De padre alemán y madre rusa, Nicola nació por casualidad en Austria, pero desde los tres meses reside en España, en Torrevieja (Alicante).

Si con estos datos aún sabe de quién hablamos quizás lo sepa a continuación. En el pasado mes de marzo sufrió un colapso mientras disputaba el Open de Miami. En todos los periódicos y televisiones su desgraciado percance fue portada pero dejando de lado este asunto Nicola llama la atención por sí mismo y por su juego dentro de las pistas de todo el mundo. Desde muy pequeño mostró condiciones excepcionales para la práctica del tenis y su trayectoria deportiva está repleta de éxitos a nivel internacional.

– Ha pasado ya un mes desde que consiguió ganar el Open de Castilla y León, ¿Cómo ve su participación en el torneo con esta perspectiva?
– Ganar en El Espinar fue muy importante para mí. Fue una victoria muy importante porque lo necesitaba anímicamente y porque era en un torneo que deseaba ganar en casa y con mi gente. Después de varias finales en el último año y medio, El Espinar consiguió desatascar esa situación.

– Tras el segundo partido que disputó en el torneo comentó que su objetivo era volver a ser feliz y disfrutar del tenis, ¿Lo hizo en El Espinar?
– Indudablemente que sí. Todo el mundo juega por objetivos, además de gustarle el tenis y los partidos. Aún y así, estoy empezando a valorar muchas más cosas que las victorias.

– Antes que usted el torneo lo ganaron tenistas como Emilio Sánchez Vicario, Rafael Nadal, Radek Stepanek, Juan Martín de Potro, Roger Federer o Feliciano López entre otros, ¿Puede ser esto una señal de lo que está por venir?
– Ojalá. Aún así, muchos otros nombres ganaron el torneo y no pudieron conseguir su sueño. Vivo el día a día. Juego los partidos uno a uno. Por supuesto que quiero llegar mucho más arriba, pero todo llegará dando los pasos correctos.

– Atrás quedan ya los duros meses de lesión, ¿Qué ha aprendido de ellos?
– Las lesiones son algo que acompañan a los deportistas de alto rendimiento habitualmente. Creo que lo más importante que he aprendido es que hay que trabajar muchísimo, cada día, para intentar reducirlas al mínimo.

– ¿Qué fue lo más importarte que le enseñó Iván Navarro?
– Trabajo, perseverancia, no rendirme. Iván estuvo metido arriba mucho tiempo. Jugó los torneos que yo deseo jugar. Su visión era muy importante para mí.

– ¿Cree que Steffen Neutert va a ser el hombre que dé un salto de calidad a su carrera?
– Todos los entrenadores que he tenido me han ayudado a dar un salto, desde que comencé de pequeño hasta hoy. También creo que la responsabilidad la tengo yo, no los entrenadores y no sería justo meterles esa presión en ningún caso.
– En su juego se ve una seguridad y una madurez impropia de un joven de 19 años, ¿Qué le queda por mejorar?
– Muchas cosas. El día que crea que soy un jugador completo creo que me equivocaré. Siempre hay algo por mejorar de aquí o de allá.

– Ganó el torneo sin ceder ningún set y esto le ha permitido alcanzar su mejor puesto en el ranking (188), ¿Cómo se plantea el resto de la temporada?
– Lo principal es el haberme asegurado poder disputar el US Open 2019. Los siguientes meses serán importantes para mí e intentaré dar el máximo posible en cada torneo que participe para poder seguir mejorando el ranking y entrar en más torneos del circuito ATP.

– ¿Le asusta el calificativo ‘ser la próxima promesa del tenis español’?
– No me asusta pero creo que, como hemos dicho antes, hay que ir paso a paso. Nunca me he creído mejor que nadie y ahora tampoco voy a hacerlo. Espero poder dar el máximo de mí para cumplir todas mis expectativas y las de la gente que me apoya.

– ¿Tiene pensado volver al Torneo Villa de El Espinar?
– Ha sido mi primera participación en el torneo y creo que ha sido muy positiva. Si el calendario lo permite, claro que sí. Hay muy pocas ocasiones para jugar en casa y para mi es muy importante seguir haciéndolo.

– ¿Con qué sueña Kuhn?
– Como dije después del segundo partido del torneo, con ser feliz. He pasado una racha en la que me costaba disfrutar del tenis, estaba nervioso y tenso antes de entrar a los partidos, cuando tenía que cerrar un set… Ojalá El Espinar haya sido un punto de inflexión en mi carrera.