¡Ni una más!

‘Mujeres Inquietas’ rechazan la violencia de género con un acto simbólico en la calle

1

Ni una más. Este es el grito reivindicativo con el que concluyó el acto que el colectivo segoviano ‘’Mujeres Inquietas’ celebró ayer en la Plaza de San Martín para mostrar su rechazo más rotundo a la violencia de género. El pasado martes fue el Día Internacional contra la Violencia de Género, y ‘Mujeres Inquietas’ lanzaron ayer una petición de ayuda a las administraciones para que se destinen más esfuerzos y recursos económicos a la prevención de esta lacra social, que este año ya suma 45 víctimas mortales.

Clara Ituero, una de las socias de este grupo, explicó que el acto desarrollado en la Plaza de San Martín era “una acción de protesta, para visibilizar que ya llevamos 45 víctimas mortales, y que la causa común es la violencia de género”. “Consideramos —apuntó— que los asesinos están muy bien identificados y que es una vergüenza que en este siglo XXI esto continúe. Por ello, queremos reclamar mayor atención de todas las personas en conjunto, de la sociedad en general y de la clase política, por supuesto, con su responsabilidad”.

El acto de ayer consiguió captar la atención de las personas que ayer al mediodía paseaban por la Calle Real de Segovia, a pesar de la persistente lluvia a esa hora en la capital. Las ‘Mujeres Inquietas’ recordaron a las 45 mujeres asesinadas como consecuencia de la violencia de género en España, depositando en las escaleras de San Martín otros 45 pares de zapatos de mujer, en recuerdo de las fallecidas este año. En otro ángulo de la plaza otras tres mujeres iban pasando las hojas de un calendario hasta llegar a la cifra de 45. El grito de “¡Ni una más!”, y los aplausos de los asistentes cerró este emotivo acto junto a la estatua del comunero Juan Bravo.

“Hemos querido hacer una acción muy simbólica, en la que creo que sobran las palabras. Todo ha sido muy visual, porque lo demás está ya dicho”, comentó Clara Ituero. En su opinión, es fundamental insistir en la prevención contra este tipo de violencia. “Pensamos que los esfuerzos se están concentrando más en la atención a las víctimas, que está bien y es urgente atender, pero esto es un problema estructural. Está muy arraigado en esta sociedad patriarcal y pensamos que la educación y la prevención son fundamentales para un cambio de comportamiento”.

‘Mujeres Inquietas’ es un colectivo que nació hace un año, integrado, de momento, por mujeres, aunque están abiertas, que persigue la igualdad entre hombres y mujeres y otras causas sociales. “Veíamos una brecha en muchas de las cosas que ofrecía la ciudad y hemos encontrado nuestro espacio en la agenda segoviana”, concluyó Ituero.