La empresa tiene una capacidad productiva de 60.000 toneladas, / KAMARERO
La empresa tiene una capacidad productiva de 60.000 toneladas. / KAMARERO

Naturpellet, fábrica de pellets situada en la localidad segoviana de Sanchonuño, ha conseguido en el año 2021 crecer hasta incrementar su facturación de los 6,9 millones de euros del año anterior, hasta los 11,4 millones. La empresa, que el año pasado culminó un proceso de ampliación industrial para incrementar su producción un 50%, ha cerrado el año con unas cifras de crecimiento aún mayores en facturación.

En palabras de María José Tapia, directora comercial y de comunicación de la empresa, “nos sentimos muy orgullosos de estas cifras, y queremos seguir luchando y creciendo año tras año. Han sido dos años con mucha incertidumbre y cambios, y haber sobrevivido a todo de esta forma nos alimenta las fuerzas para el futuro. Desde el inicio nos propusimos producir el mejor pellet, y año tras año el público lo valora cada vez más”.

Naturpellet espera este año seguir creciendo en cifras, ya que como declara la directora comercial, “si todo va bien, ya podremos aprovechar el 100% de la ampliación y producir muchas más toneladas. Contamos con el mejor equipo industrial y humano para ello”.

Naturpellet es una fábrica de pellet situada en Sanchonuño, con una capacidad productiva actual de 60.000 toneladas, lo que la convierte en la tercera fábrica más grande del país.

La empresa utiliza la madera de los pinos gestionada de forma sostenible para fabricar pellet premium de la más alta calidad, en un proceso ecológico y llevando esta filosofía hasta su envase, ya que son el único productor de las principales fábricas de España que envasa toda su producción en sacos de papel reciclado.

El pellet producido por Naturpellet cuenta con cuatro certificados de calidad, responsabilidad social corporativa y sostenibilidad. A su vez, la fábrica cuenta con el certificado Be Safe de Gestión Covid de KMPG y EFCL, y con el de Confianza de la Cámara de Comercio.