Encuentran muerto en su vehículo a un hombre que llevaba 24 horas desaparecido

En otro suceso, un hiño de 11 años tuvo que ser rescatado en helicóptero tras caer de una altura de siete metros en el Chorro de Navafría

G. A. / SEGOVIA

Un hombre de unos 55 años ha perdido la vida después de que el vehículo en el que viajaba se saliera de la carretera en el kilómetro 80 de la CL-603, en término de Escobar de Polendos.

Los bomberos de Segovia han informado de que se trata de una persona cuya desaparición había sido denunciada en torno a 24 horas antes, ya que, por motivos que se desconocen, el vehículo volcó y cayó por un desnivel en una zona de difícil acceso.

No fue hasta las 12,10 horas de este sábado cuando la Sala de Operaciones del 112 recibió una llamada que avisaba de la presencia del vehículo en ese punto. Un equipo médico de Carbonero el Mayor y una UVI móvil se desplazaron al lugar donde el personal sanitario solo pudo confirmar el fallecimiento de un varón.

Rescate en el Chorro de Navafría

Un helicóptero de Protección Civil con un equipo de rescate ha auxiliado esta tarde a un niño de 11 años que resultó herido al caer de unos 6 o 7 metros desde una de las pozas hasta la parte inferior de la cascada del Chorro de Navafría.

El servicio regional de emergencias 112 de Castilla y León informó de que en torno a la dos de la tarde había recibido varias llamadas alertando de la caída del niño e indicaban que se había golpeado con varias piedras. Asimismo, añadían que, aunque se había conseguido sacarle del agua, se encontraba inconsciente en una zona inaccesible para vehículos.

Tras localizar a la víctima, el helicóptero quedó en vuelo estacionario para que pudieran descender los rescatadores mediante grúa, con la que subieron al vehículo al herido que después fue trasladado en otro helicóptero de Sacyl al Hospital de Segovia desde la localidad de Navafría.

Incendio

Por otro lado, el servicio municipal de bomberos tuvo que intervenir de madrugada para sofocar el incendio que se había declarado en un vehículo de mercancías peligrosas –posiblemente peróxido– que se encontraba estacionado en el polígono de Hontoria, en una zona de la calle Gremio de los Metalúrgicos.