La Gimnastica Segoviana abrio ayer el campo de La Albuera para colaborar con la recogida
La Gimnástica Segoviana abrió ayer el campo de La Albuera para colaborar con la recogida. / NEREA LLORENTE

Los juguetes no sólo son fuente de ocio para los niños, niñas y jóvenes, sino que ayudan a mejorar sus habilidades comunicativas, o a relacionarse. Ahí reside la importancia de que cada niño y cada niña tenga un juguete, y la familia y el entorno entiendan por qué este tipo de productos deben estar adecuados a cada persona, edad, y capacidades.

Bajo esta premisa, la campaña ‘El juguete educativo’ de Cruz Roja Juventud vuelve a organizarse en Segovia para intentar recoger más de 300 juegos y juguetes nuevos, no sexistas y no bélicos para promover el juego saludable y enriquecedor. Estos juegos se entregarán a principios de año a las familias de 350 niños y niñas en situación de vulnerabilidad, que no tienen garantizado su derecho al juego.

Para Cruz Roja, el derecho al juego es igual para todos los niños y niñas, al margen de la situación en el que se encuentren. Por ello, reivindica cada año que todos y todas tengan los mismos derechos “no queremos destacar solo el hecho de entregar un juguete, ponemos el foco en toda la sensibilización que hay detrás de la importancia del juego en el proceso vital de niño y la niña, ya que son elementos transmisores de valores sociales”, señala Paula Rivarés, directora de Cruz Roja Juventud.

“Creemos en la igualdad de oportunidades para todas y todos y a pesar de que ya estamos viendo la luz en el tema sanitario, sí que existe una necesidad de niños, niñas y jóvenes que no disponen de la posibilidad de disfrutar del juego. Es por ello que esta campaña es de vital importancia y no acaba en este tiempo invernal, está activa todo el año para garantizar sus derechos”.

Además, se busca que sean no bélicos, no sexistas, y preferiblemente educativos para favorecer las actitudes de respeto y cooperación, ya que son elementos trasmisores de valores sociales, “a través del juego, adquieren conocimiento y comportamientos; si fomentamos que la infancia utilice juguetes educativos estaremos favoreciendo valores como la creatividad, la tolerancia, la diversidad, el respeto o la igualdad”. Y dentro del compromiso de la Organización con el medio ambiente, no falta la sensibilidad sostenible, incentivando que la donación sea de aquellos fabricados a partir de materiales con menor impacto medioambiental.

Además de la entrega de juguetes en los puntos de recogida habilitados en todas las asambleas de Cruz Roja en la provincia de Segovia, se puede colaborar con la campaña realizando donaciones económicas en el número de cuenta ES26 0049 5415 4128 1779 7826 y enviando un Bizum al 02952. A esta iniciativa se ha sumado la Gimnástica Segoviana , que ha abierto la posibilidad de donar juguetes en las dos próximas jornadas en las que el equipo juegue como local en el campo municipal de La Albuera los días 5 y 19 de diciembre.

Una vez verificado que los productos cumplen las especificaciones, Cruz Roja Juventud los clasifica según la edad a la que van destinados y las habilidades que potencia, sociales, motrices, intelectuales… de esta manera, Cruz Roja genera un “almacén” con todos los productos y todas las localidades, que aparecen en el mapa de la web de Cruz Roja Juventud.

Según las necesidades que haya que cubrir, las personas voluntarias reciben a las familias con niños y niñas en situación de vulnerabilidad, y se les hace una pequeña entrevista para conocer los gustos y necesidades individuales de cada menor para poder entregarles el juego o juguete que mejor se adecúe.