Fotograma de la película noruega ‘Kon-tiki’, cuyo título hace referencia al nombre de la nave del explorador Thor Heyerdahl.
Publicidad

Noruega, un país que no fue estado hasta 1905, con una población similar a la de la Comunidad Valenciana, que sufrió la invasión nazi en la Segunda Guerra Mundial y en la actualidad está considerada como una democracia plena, obteniendo la primara posición del índice de democracia que elabora la Unidad de Inteligencia del periódico ‘The Economist’, ha sido este año el país invitado a la Muestra de Cine Europeo (Muces), que concluye hoy después de mostrar cine de 32 países.

Obviamente, el cine noruego está siendo uno de los protagonistas y la oferta de la última jornada de Muces en 2019 incluye cuatro largometrajes de este país: ‘Kurt no es malo’ (2008), película de animación dirigida al público joven; ‘La decisión del rey’ (2016), basada en hechos reales, que relata la posición de la familia real noruega ante la ocupación alemana en 1940; ‘Cortadores de lenguas’ (2017), un documental sobre una comunidad pesquera en la que niños de apenas cinco años trabajan cortando la lengua a los bacalaos y ‘Kon-tiki’ (2012), que toma su título de la balsa que usó el explorador noruego Thor Heyerdahl en 1947, cuando quiso demostrar que las islas del Sudeste Asiático pudieron ser colonizadas desde Sudamérica.

Programa didáctico El interesante programa didáctico de la Muestra finaliza este año con la proyección de la película ‘El insulto’ dentro de la sección ‘La mirada necesaria’, con la intervención del profesor de la Universidad de Valladolid y escritor Alberto Martín. Por otro lado, Miguel Ángel Pastor y Sebastián Bettosini son los ponentes que participan en el ciclo ‘Cine e historia’, con la proyección de ‘La vida de los otros’.

Un espacio universitario, el salón de actos del edificio Santiago Hidalgo de la UVa acogerá a partir de las 20,30 horas la proyección de la película ‘Operación E’, de Miguel Courtois (España, 2012), protagonizada por Luis Tosar, que recibió el ‘As de Segovia’ de Muces el pasado sábado en el Parador.

Cortos

Para los amantes del cine de corta duración, el Museo Esteban Vicente es la sede elegida para la exhibición, desde las 18 horas, de los cinco cortos finalistas del proyecto ‘Quercus VII. Castilla y León en corto’. Los Premios Quercus son otorgados por la Federación de Festivales de Cine de Castilla y León a raíz de la una iniciativa en la que colabora la Junta para promocionar y distribuir cortometrajes castellanoleoneses.

Segunda, y última oportunidad, también, para ver el último lote de ocho películas de la Sección Oficial, entre ellas ‘Sinónimos’, Oso de Oro y Premio FIPRESCI en la Berlinale de este año.

Por otro lado, el proyecto expositivo ‘Empieza el espectáculo. Georges Méliès y el cine de 1900’ permanecerá en la Plaza Mayor hasta el 9 de diciembre.

El director Miguel Ángel Jiménez y el chef Rubén Arnanz. / Kamarero

La gastronomía castellana también es de película

El chef Rubén Arnanz presentó ayer en la Muestra de Cine Europeo su libro ‘Ancha es Castilla, Nueva Cocina Castellana’

Luis Moya, un guionista que vive en Madrid y que está a punto de tener una hija, vuelve a Cocentaina, el pueblo donde nació en las montañas de Alicante. Quiere ayudar a su hermano Kiko y a su primo Alberto a escribir un libro sobre la cocina del restaurante de su familia, L’Escaleta, que acaba de obtener dos Estrellas Michelín y se encuentra entre los 25 mejores restaurantes de España y Portugal. Juntos inician un viaje gastronómico y emocional durante un año. Ese viaje lo cuenta la película ‘Y en cada lenteja un dios’, del realizador madrileño Miguel Ángel Jiménez.

Este director participó ayer en la sección ‘Cine y Gastronomía’ de Muces (Muestra de Cine Europeo Ciudad de Segovia), antes de que se proyectase su obra y también de la presentación del libro ‘Ancha es Castilla, Nueva Cocina Castellana’, escrito por el chef segoviano Rubén Arnanz, quien revela la artesanía y los valores de la gastronomía de su tierra, “donde el compromiso con el territorio y el producto no son negociables”.

Es un libro, editado por Universo de Letras, que supone un homenaje “al patrimonio vivo lleno de raíces, generosidad, cultura y sabor”, en una publicación creativa e ilustrada de la cocina castellana con más de 120 recetas únicas.

Arnanz ha sido uno de los cocineros más jóvenes en conseguir una estrella Michelín, cuando tenía 29 años, y se ha formado en algunos de los mejores restaurantes del mundo.