Tractorada en Madrid
Tractorada en Madrid. / JUAN LÁZARO - ICAL

Madrid vivió este miércoles la movilización central de la revuelta del campo. La capital española acogió una masiva movilización de agricultores con más de 500 tractores en sus calles que llegaron desde distintos puntos de España, en la decimosexta jornada de protestas para defender la mejora de las condiciones y los intereses del campo español. Hasta 13.000 personas participaron en la manifestación, según la organización agraria Unión de Uniones, aunque la Delegación del Gobierno redujo el número de manifestantes a un máximo de 4.000.

El recorrido tuvo que ser modificado, en parte, por decisión de la Delegación del Gobierno en Madrid y 150 tractores se quedaron fuera de la capital por exceder el cupo de 500 que se había pactado. Fue el caso de muchos vehículos procedentes de la provincia de Segovia o al menos con paso por ella como se dio en San Rafael, donde la Guardia Civil impidió el paso de decenas de tractores cuyo propósito era llegar a Madrid por el Alto del León; lo que se vio traducido en un bloqueo del tráfico en la travesía que se prolongó hasta en ocho horas.

La marcha hacia la capital española, en la que participaron numerosos profesionales del campo de la provincia de Segovia -alrededor de dos centenares-, fue convocada por la organización agraria Unión de Uniones. Comenzó en la tarde del martes, cuando los participantes en la movilización quedaron en distintos puntos como Robregordo (Comunidad de Madrid) para partir hacia Madrid, con principial destino la sede del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, en el centro de la ciudad. Según Unión de Uniones, de los 1.500 tractores que movieron solo accedieron a la capital 500 y apenas 70 llegaron a las puertas del ministerio. Los tractores concentrados frente al Ministerio comenzaron a emprender el camino de vuelta sobre las 17.00 horas, acompañados de pitos y aplausos.

Protestas de los agricultores en Madrid
Cientos de personas participan en una protesta que tiene como principales reivindicaciones la fijación de precios justos en el campo, la revisión de la Política Agraria Común (PAC) y la reciprocidad en las relaciones comerciales, este miércoles ante el ministerio de Agricultura en Madrid. EFE/ Mariscal

Las organizaciones agrarias segovianas Unión de Campesinos de Segovia-UCCL, Asaja Segovia y Alianza Upa-COAG anunciaron otra convocatoria para el 23 de febrero en Segovia. Esta manifestación consistirá en una marcha a pie desde la plaza de San Lorenzo hasta la Subdelegación del Gobierno, pasando por la Plaza Oriental, donde se realizará una rueda de prensa a las 12 horas por parte de los responsables de las tres organizaciones agrarias convocantes.

El coordinador estatal de la organización agraria, Luis Cortés, calificó de “éxito” la tractorada y denunció que “les están arruinando” para invitar al ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, a “darse un baño de realidad”. Desde el nordeste segoviano se trasladaron decenas de agricultores y ganaderos de forma independiente.

Miguel Ángel Arribas, uno de los impulsores de las movilizaciones en esta comarca de la provincia, en declaraciones a Europa Press aseguró que “estamos vendiendo a pérdidas” y criticó que “los productos que vienen de fuera no tienen ningún control fitosanitario” además del asunto burocrático. Asimismo, reclamó “precios justos” y achacó “las medidas impuestas desde Europa”.

El balance emitido desde Interior, recopila 52 personas detenidas, 9.080 personas identificadas y 3.196 denuncias tramitadas desde que hace 15 días se iniciaran las protestas de los agricultores que ayer llegaron a Madrid con una masiva movilización de más 500 tractores procedentes de distintos puntos de España.

Agricultores nordeste
Agricultores del nordeste de Segovia.

MOVIMIENTOS EN LAS CORTES Y EN EL SENADO

Todo esto dentro de una jornada en la que en las Cortes de Castilla y León se aprobó una proposición no de ley presentada por el Grupo Popular y defendida por el procurador por Segovia Francisco Javier Carpio en la que se recoge la mayor parte de las reivindicaciones de los agricultores y ganaderos de toda España. La iniciativa fue rechazada por el procurador de Podemos Pablo Fernández, mientras que el PSOE se abstuvo y el resto de grupos votaron a favor. Carpio resaltó que se trata de un “plan de choque” ante la difícil situación que está atravesando el campo por el “abandono” por el Gobierno.

Por otro lado, el Pleno del Senado dio luz verde este miércoles a una moción presentada por el PP y rechazó otra defendida por el PSOE, con medidas para mejorar la situación de los agricultores y de los ganaderos. La Cámara Alta -donde el PP tiene mayoría absoluta- respaldó la iniciativa popular -por 151 votos a favor, 108 en contra y una abstención-, mientras que la socialista contó con 98 a favor, 147 en contra y 15 abstenciones-.