Participantes, organizadoras y conferenciantes posan al final de la sesión. / E. A.
Publicidad

Ana Cremades, catedrática del Departamento de Física de los Materiales de la Universidad Complutense de Madrid, y Delia Estebaranz, formadora y Scrum master, guiaron la cuarta sesión del programa Stem Talent Girl que mantiene una gran acogida entre estudiantes de Secundaria y Bachillerato, así como familias de alumnas de distintos niveles educativos.

La experta en nanotecnología, Ana Cremades, puso en valor este programa incidiendo en que es importante visibilizar a la mujer científica y crear modelos femeninos en las profesiones “más masculinizadas”. Y resaltó la aportación de la visión femenina al mundo de la investigación. “Aportamos el 50% del talento disponible a éste u otros campos, en general. Además, tenemos algunas cualidades que hemos ido reforzando precisamente por nuestra educación sexista como, por ejemplo, la capacidad de trabajo y la organizativa, lo que en los equipos de investigación nos hace muy eficientes”, señaló la física. Cremades dedicó una parte importante de su exposición a las tecnologías que están basadas en nanomateriales y nanoestructuras, resaltando cómo éstas permiten capacidades insólitas.

La sesión de Stem Talent Girl comenzó con una dinámica de grupo dirigida por Delia Estebaranz basada en el método ‘Kata de mejora’.