El gerente Asistencia Sanitaria de Segovia, Jorge Elízaga. / KAMARERO
Publicidad

El gerente Asistencia Sanitaria de Segovia, Jorge Elízaga, señaló que aunque la situación de la provincia no es buena debido a su alta incidencia si se compara con los meses anteriores, sí “se puede decir que Segovia está mejor que otras zonas de alrededor”. “Hasta ahí puedo decir, no me atrevo a decir más”, señaló al ser preguntado por si consideraba la actual situación de la provincia como buena.

El responsable sanitario resumió que en estos momentos le da “miedo” decir que Segovia tiene una buena situación, pero sí indicó que presenta unos números mejores respecto a otras zonas de Castilla y León más afectadas, manifestó durante su participación en el ciclo que la Fundación Científica del Colegio de Médicos dedicó al SARS COV-2, más conocido por todos por el nombre que hace referencia al tipo de patógeno, coronavirus.

Elízaga realizó interesantes observaciones acerca del sistema sanitario, del que reconoció se “apoyaba en exceso en el buen hacer de los profesionales y que tenía algunas carencias en infraestructuras” que la pandemia no tardó en poner de manifiesto.

En este sentido, quiso destacar los esfuerzos para organizar mejor el sistema sanitario, a la vez que aclaró que esta no va a ser una enfermedad “que se va a ir en el corto plazo”. “Si creemos que por hacer un confinamiento vamos a recuperar la normalidad y volver a lo que éramos antes de marzo, tendremos un problema”, comentó.

Fuimos conscientes de los déficits que habíamos tenido en la atención de los pacientes Covid-19 en la primera ola”, aseguró, indicando que se ha buscado trabajar en varios aspectos tales como la reforma en el sistema de diagnóstico, en intentar mitigar el déficit de infraestructuras y en el diseño de circuitos adecuados para atender de forma más eficiente.

Elízaga señaló que estas medidas frente al coronavirus “no van a ser puntuales, ya que se la sociedad “debe interiorizarlas para mucho tiempo” a la vez que pedía “responsabilidad” a la población y muy especialmente en relación con los más mayores.

No solo en las residencias, también en los domicilios”, aclaró sobre esto último tras alertar acerca de los peligros que suponen las visitas de los familiares a los hogares de sus mayores, en los que de forma habitual se baja la guardia.

Sobre las complejidades de este patógeno, el responsable sanitario destaca que “los virus que saltan de los animales a humanos pueden producir que una infección nueva, no conocida, pille a toda la humanidad sin un sistema defensivo apropiado”, que es exactamente lo que ha ocurrido en esta situación. “Nos hemos encontrado con una infección nueva, de una altísima contagiosidad y con capacidad letal sobre diversos grupos de personas”, resumió.

Sobre la forma de prevenir la enfermedad, Elízaga recordó que la herramienta más eficaz para contener una situación de transmisión comunitaria es el confinamiento, pero cree que esta medida debe de ser tomada solo cuando el sistema colapse, por lo que, señaló, la mejor forma de combatir al virus es evitar llegar a ese estado respetando las normas de seguridad básicas para evitar contagios.