ministro agricultura acor
El ministro Planas visitó la fábrica de remolacha que Acor tiene en Olmedo (Valladolid).

La Administración central y la autonómica han coincidido en destacar la rápida actuación tras detectarse el brote de gripe aviar en una granja de pavos de Fuenterrebollo, con casi 19.000 animales.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, aseguró este jueves que el foco de gripe aviar está “controlado”. Además añadió que lo más probable es que el foco de la infección proceda de un ave silvestre de la zona.

El ministro dio estas explicaciones en una visita a la planta de ACOR en Olmedo (Valladolid). Allí insistió en que desde el Ministerio siguen el tema de cerca y que será un tema prioritario en la Unión Europea, de una enfermedad que ha tenido “casos muy puntuales en España”, primero en Lérida y después en Ávila y Palencia con ejemplares silvestres contagiados. También dijo que la coordinación con la Junta de Castilla y León en el caso de la granja de Fuenterrebollo ha sido “perfecta” y se ha comunicado de manera inmediata a las autoridades europeas.

Desde la Junta de Castilla y León recuerdan que la capacidad de transmitirse esta patología a las personas resulta muy reducida. Pero recomienda minimizar el contacto innecesario con las aves que muestren síntomas clínicos o se hallen muertas en el campo
Mientras, el ministro Planas advirtió el lunes antes del consejo de ministros del área en Bruselas de la preocupación por la aparición de casos de gripe aviar, que hasta entonces sólo se había detectado en aves silvestres. E insistió en que es una enfermedad zoonótica, que se puede transmitir a los humanos, aunque el riesgo de contagio a personas es “mínimo”; sólo se ha dado en un caso en los últimos meses en toda la Unión Europea, y que se logró controlar.

Por eso, desde algunas organizaciones agrarias se insiste en que los ganaderos se enfrentan a factores externos que pueden representar peligros para sus actividades. El presidente de Asaja en Castilla y León, Donaciano Dujo, ha pedido más control de las administraciones para evitar la propagación de la gripe aviar en Castilla y León.

Dujo asegura que los ganaderos son los primeros interesados en adoptar medidas de prevención porque si se produce un contagio en una explotación puede acabar con la totalidad de sus animales, y ocasionar grandes pérdidas económicas. Por eso, ha pedido a las administraciones que tomen también las medidas a su alcance para aumentar el control y que no se incremente el número de focos, que actualmente son puntuales.

Se trata, dijo, de lo mismo que ya ha ocurrido otras veces y son las aves migratorias, que se refugian en humedales y provienen de otros países, las que están transmitiendo la gripe aviar a los animales de las explotaciones ganaderas.

Precisamente este jueves, el Laboratorio Central de Veterinaria de Algete ha confirmado la detección del virus de Influenza Aviar de Alta Patogenicidad (IAAP) H5N1 en muestras recogidas de cinco gansos (Anser anser) hallados muertos en la laguna El Bohodón, en la provincia de Ávila. Esta laguna está muy próxima a la laguna de El Oso, en el radio de 10 km, en la que el pasado 14 de enero se detectó un caso similar. La zona está catalogada como zona de especial vigilancia por lo que, debido a la situación epidemiológica de la enfermedad en Europa, ya se habían adoptado medidas para prevenir posibles brotes de la enfermedad en aves domésticas.

Se trata del cuarto foco de IAAP H5N1 en aves silvestres detectado en España este año, después de los notificados en la provincia de Lérida (en la ribera del río Segre), en la provincia de Ávila (en la laguna de El Oso) y en la provincia de Palencia (en la laguna de la Nava de Fuentes). Además del primer caso detectado en aves domésticas el pasado 18 de enero en la explotación de engorde de pavos de Fuenterrebollo.

Apoyo al sector remolachero “estratégico”

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, recalcó la “apuesta decidida” del Gobierno por el sector remolachero, al que calificó de estratégico, a la vez que puso en valor la importancia que tiene en la economía de Castilla y León.

Planas, durante una visita realizada a las instalaciones de Acor en Olmedo (Valladolid), en la que estuvo acompañado por el presidente de la cooperativa, Jesús Posadas, aseguró que el objetivo del Gobierno es garantizar la continuidad de sector y se refirió a la cooperativa como un “pulmón” de la economía de Castilla y León y como un ejemplo a seguir en la fijación de población en el medio rural y en la creación de riqueza y empleo.

Además de comprometer su presencia en los actos centrales que Acor organizará este año con motivo de su 60 aniversario, el ministro aprovechó su visita para anunciar que su departamento destinará este año 50 millones de euros en ayuda para el sector cooperativista, cantidad que en el ejercicio de 2023 superará los 45 millones.

Planas continuó su visita de dos días a Castilla y León conociendo de cerca la Cooperativa Consorcio Promoción del Ovino, en Villalpando (Zamora), sociedad que agrupa a 650 socios y que supone un ejemplo de la importancia que tiene el sector ovino en Castilla y León, comunidad que aglutina el 16 por ciento del censo ovino de España. Luego se desplazó al Canal del Páramo Bajo en Zotes del Páramo (León), y hoy viernes visitará los regadíos del Canal de Toro (Zamora).