Centro penitenciario de Segovia, en Perogordo. / KAMARERO
Publicidad

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha designado a Milagros González Jiménez como directora del centro penitenciario de Segovia. En los próximos días tomará posesión para sustituir a José María García Martín, que cesa su mandato por jubilación. La nueva responsable de la cárcel de Perogordo ha estado al mando de la prisión de Ocaña I hasta la fecha.

González, madrileña de 51 años, es licenciada en psicología y funcionaria del cuerpo superior técnico de instituciones penitenciarias desde 1995. Ha trabajado como psicóloga en las prisiones de Daroca y Badajoz y ha desempeñado el puesto de subdirectora de tratamiento en Teruel, centro del que después se hizo cargo como directora. También ha sido subdirectora de régimen en la prisión de Ávila y directora de los centros penitenciarios de Madrid I (mujeres) y Ocaña I.

Esta última prisión pasa ahora a estar dirigida por Elsa López García. Instituciones Penitenciarias ha informado de estos dos nombramientos y del de José Manuel Guerrero Polo como director de la prisión de Badajoz. Con el nombramiento de las directoras de Segovia y Ocaña I asciende a 17 el número de mujeres que dirigen alguno de los casi 70 centros penitenciarios españoles. Desde la llegada del actual secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Luis Ortiz, en junio de 2018 se han producido 29 relevos en los centros penitenciarios, de los 14 han conllevado nombramiento de mujeres.

López es licenciada en Derecho y funcionaria del Cuerpo Superior Técnico de Instituciones Penitenciarias desde 2007. Fue subdirectora de tratamiento en el centro penitenciario de A Lama (Coruña) y jurista en el centro de inserción social Josefina Aldecoa de Navalcarnero (Madrid) y en la subdirección general de penas y medidas alternativas. Entre 2013 y 2014 desempeñó el puesto de técnica superior de asuntos jurídicos en la subdirección general de inspección penitenciaria y los últimos seis años ha ocupado el puesto de jurista en el centro penitenciario Ocaña II.

Por su parte, Guerrero dirigirá la cárcel de Badajoz tras la jubilación de Cesáreo Montero de Espinosa y Barragán. Guerrero, natural de Ogíjares (Granada) y de 63 años, es diplomado en Magisterio e ingresó en instituciones penitenciarias en 1983. Funcionario del cuerpo especial de instituciones penitenciarias, ha desempeñado diversos puestos de trabajo en las prisiones de Granada, Córdoba y Almería. Desde 1991 era subdirector de régimen del centro penitenciario de Badajoz, donde habitualmente sustituía al director en los períodos de vacaciones o licencias. En 2015 fue distinguido con la medalla de plata al Mérito Penitenciario.