6 1 WEB 1
Mila, la perrita que fue arrojada por una ventana, permanece estable pero con lesiones importantes, sobre todo en una pata, que podría perder. / E. A.

Desde el pasado fin de semana es tema de conversación y ha generado mucha la indignación entre segovianos y segovianas de bien y así se palpa en terrazas, en grupos de WhatsApp, redes sociales… La noche del viernes al sábado una mujer arrojó una perrita de ocho kilos desde un cuarto piso a en la calle de los Tercios Segovianos del barrio de La Albuera, según testigos presenciales.

Afortunadamente el animal ha sobrevivido aunque sufre lesiones importantes. “Vive de milagro”, cuenta la presidenta de la Protectora de Animales de Segovia, María Jesús Serrano, quien ha acogido temporalmente a Mila, nombre que le han puesto precisamente por ese milagro.

La Protectora, que se personará en la causa judicial abierta “para impedir que esta mujer pueda tener en el futuro cualquier animal a su cuidado, porque está claro que no está capacitada”, informó el sábado de que habían recibido aviso “por una perrita atendida de urgencias esta pasada madrugada porque ‘su dueña’ la había tirado por la ventana de su casa ¡desde un cuarto piso!”.

En ese momento, los servicios veterinarios con los que tiene un acuerdo esta organización consiguieron estabilizarla y, tras examinarla en profundidad, se pudo determinar que tiene una lesión en la mandíbula. Inicialmente también se apreció un posible daño en el plexo braquial, que puede motivar que pierda una de sus patas y algo de edema en un pulmón por la contusión.

Permanece estable, en observación, y el lunes pasó otra vez por el veterinario. “No quiere comer, casi no hace pis y las lesiones en la mandíbula y en la patita le molestan bastante, probablemente al final pierda definitivamente la patita porque si no recupera pronto la sensibilidad habrá que amputársela”, explican en la Protectora.

La Policía Local intervino la misma noche del suceso y la concejala de Servicios Sociales, Ana Peñalosa, ha explicado a El Adelantado que está a la espera del informe correspondiente, tras la investigación abierta, “para hacer un análisis más detallado”.

Fuentes vecinales han comentado que la presunta agresora fue detenida también por resistirse a la autoridad e incluso causar lesiones a alguno de los agentes.

Tanto Peñalosa como Serrano admiten que, afortunadamente, esta forma de actuar tan cruel con un animal indefenso no se había producido antes en Segovia, al menos en los últimos años, aunque la responsable de la Protectora señala que en el conjunto del Estado sí aparecen de forma periódica noticias de casos similares, en ocasiones vinculados a “venganzas” dentro de rupturas o problemas de pareja, situaciones en las que se mata o se hace daño a un animal para causar dolor al cónyuge, novia/o, etc.

Abandonos

El principal problema, tanto en el municipio de Segovia como en otros de la provincia, es el abandono de perros y gatos domésticos y también otros comportamientos delictivos, de maltrato animal, generalmente con galgos y podencos que son dejados en ‘zulos’ o en lugares sin suficiente comida y agua, en condiciones insalubres, etc.

En ocasiones el abandono se produce cuando los animales ya no son útiles para la caza, el pastoreo u otro tipo de prácticas en los que los perros son considerados como objetos o herramientas más que como seres vivos.

En lo que va de año la Protectora de Animales de Segovia ha recogido varios galgos de ambos sexos y sus responsables indican que “hay muchos abandonos.

Peñalosa comenta que, además de esa labor de recogida, cuidados y mantenimiento realiza esta asociación, el Ayuntamiento de Segovia, a través de la Patrulla Verde de la Policía Local, realiza investigaciones, partes de intervención, etc.

En 2021, por ejemplo, tramitó cerca de un centenar de denuncias relacionadas con la normativa de protección de animales en Segovia y registró un total de 150 intervenciones con animales, 20 de ellas resueltas con la Protectora, 74 con los propietarios de perros o gato u otros de carácter doméstico y 56 con animales silvestres.

Hace unos días, el Ayuntamiento y la Protectora han renovado un convenio que se inició en 1994 para la prestación por la primera del servicio de recogida y residencia de los perros y gatos abandonados en el término municipal.

La dotación de este convenio, 86.000 euros, es sin embargo insuficiente, según Serrano, ya que permite el mantenimiento de su actividad “hasta algo más de medio año”, por lo que esta Protectora — http://www.perritosdesegovia.com — agradece las colaboraciones económicas, así como también el trabajo de voluntarias/os en las diferentes líneas de trabajo y, sobre todo, las adopciones.

En la actualidad, el número de animales residentes en su Centro Refugio de Animales, es de medio centenar, entre perros y gatos.