Miguel de Vicente en la reunión con Andrés García / E.A
Publicidad

El presidente de la Diputación de Segovia, Miguel Ángel de Vicente, se acercó en el día de ayer a la localidad de Lastras de Cuéllar, con el objetivo de mantener una reunión ya prevista con el alcalde del municipio, Andrés García. La intención fue trasladarle la plena disposición de la institución provincial a participar, en la medida de sus posibilidades y competencias, en la búsqueda de una solución al problema de abastecimiento de agua que, desde hace cerca de seis años, sufre el municipio.

De este modo, en una reunión cordial en la que la cooperación ha sido la nota predominante, y en la que han estado también presentes los diputados provinciales Basilio del Olmo y Noemí Otero, Miguel Ángel de Vicente ha compartido con el alcalde de Lastras de Cuéllar la predisposición de la Diputación a colaborar, como ya ha hecho en otras localidades –Ochando recientemente-, con las actuaciones que la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento lleven a cabo en esta materia.

Así, el presidente de la institución provincial ha recordado que, “pese a no tratarse de la Administración competente, la Diputación no se va a poner de perfil con este asunto y va a tratar por todos los medios de, una vez que la solución técnica esté adoptada, ayudar al ayuntamiento a financiar la obra junto a la Administración autonómica, que nos consta que ya está dando los oportunos pasos para la contratación del proyecto”.

PUESTA DE SOLUCIONES

Del mismo modo, el alcalde de Lastras de Cuéllar ha trasladado a Miguel Ángel de Vicente las gestiones que el ayuntamiento está realizando, así como las soluciones adoptadas, y ha esperado, al igual que el presidente de la institución provincial, que la obra pueda ser presupuestada lo más rápido posible para que pueda ser una realidad durante el próximo año.

A lo largo de esta reunión, de Vicente ha querido subrayar su “compromiso en este mandato con la provincia para garantizar agua de calidad y en cantidad a todo el territorio” y ha lamentado que “haya quien, tratando de confundir a la población, quiera aprovecharse de situaciones como ésta para sacar rédito político y personal y cuestionar el interés del equipo de Gobierno de la Diputación por poner solución a los problemas de los pueblos segovianos, incluso en aspectos en los que nuestra competencia se ve limitada”.

Durante los últimos seis años, la Diputación lleva invertidos alrededor de 130.000 euros en Lastras de Cuéllar, con el objetivo de poder aportar soluciones, tanto a los problemas de arsénico como de suministro.