Los alumnos afrontaron con creatividad e ingenio los ejercicios. /NEREA LLORENTE
Los alumnos afrontaron con creatividad e ingenio los ejercicios. /NEREA LLORENTE

Un grupo de cerca de medio centenar de alumnos participó ayer en Segovia en las pruebas de selección para formar parte del proyecto de Estímulo del Talento Matemático (Estalmat) el próximo curso. El proyecto pretende detectar a aquellos alumnos con especial predisposición y capacidad para las matemáticas y fomentar el interés y habilidad en el quehacer matemático.

Esta iniciativa se lleva a cabo entre la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, y la Asociación Castellana y Leonesa de Educación Matemática ‘Miguel de Guzmán’.  En Segovia está implantada con buena aceptación desde el curso 2005/2006 gracias al trabajo de los profesores que de forma voluntaria trabajan en el programa y la implicación de alumnos y familias. Aunque la pandemia frenó su desarrollo, está volviendo a recuperar participación y buena prueba de ello es la presencia en la prueba de selección de alumnos de 6º de Primaria y 1º de ESO de varias localidades de la provincia de Segovia así como de centros de la capital.

Las pruebas, que se llevan a cabo de forma simultánea en toda España, en Segovia se efectuaron en el instituto Mariano Quintanilla de Segovia. Los aspirantes afrontaron con creatividad e ingenio cuatro problemas matemáticos. La responsable de Estalmat en Segovia, María Cruz Horcajo Gómez, explica que con estos ejercicios se pretende detectar talento precoz, capacidades matemáticas así como razonamiento y lógica, para poder seleccionar a los 12 alumnos que formarán parte del proyecto en el periodo de 2022-2024. En septiembre, los profesores mantendrán entrevistas con los seleccionados y sus familias.

Las actividades formativas serán gratuitas para los seleccionados, cuyos padres, madres o tutores legales deberán comprometerse a llevarlos y recogerlos a las sesiones de estímulo y formación que tienen lugar los viernes por la tarde, así como a su participación en los dos actos regionales anuales que financia la Junta de Castilla y León: campamento inicial —en Béjar, sábado y domingo en octubre— y encuentro de primavera —un sábado completo de marzo o abril, probablemente en Ponferrada—.