La zona donde se produjo el desprendimiento el pasado jueves permanece acordonada. / Nerea Llorente
Publicidad

Agentes de la Policía Local y bomberos del Servicio de Extinción de Incendios del Ayuntamiento de Segovia han procedido a adoptar medidas preventivas para evitar riesgos a personas y vehículos en la zona norte de la Muralla de la ciudad, después de que el jueves se desprendiera dos piedras de la roca del azud donde se apoya el monumento.

La misma noche del jueves los bomberos acordonaron el espacio del azud más próximo que, por otro lado, se encuentra en el entorno del campus de Santa Cruz de IE University.

Fuentes de Alcaldía informaron a El Adelantado de que ayer viernes por la mañana se había procedido a realizar una inspección por parte de ambos cuerpos municipales y aclararon que los desprendimientos se habían producido en al roca y no en la Muralla.

La Policía Local ha colocado una señal provisional que prohíbe a los conductores que transitan por el tramo de calzada del paseo de Santo Domingo de Guzmán superar los 20 kilómetros a la hora, cuando en este punto, una curva, la velocidad máxima es de 40 kilómetros, como figura en la señal fija.

Se trata del segundo incidente relacionado con la Muralla que se ha producido en los últimos meses después del socavón que se detectó el pasado noviembre en el cubo 59 situado en el Jardín de los Poetas que estuvo cerrado varios días hasta que a principios de este mes de diciembre se reabrió una vez realizadas unas catas que mostraron que no había riesgo para la integridad del monumento.

Restauración

Como se recordará, el Ayuntamiento de Segovia, a través de la Concejalía de Patrimonio Histórico, ha proyectado la restauración de un tramo de 330 metros del paño de la Muralla norte, entre los cubos o torres 43 y 51, inversión que se llevará a cabo gracias a la contribución del 1,5% cultural del Ministerio de Fomento, que financiará con 1.135.231 euros el 75% del coste.

La Junta de Gobierno Local aprobó en julio el proyecto modificado para ejecutar esta intervención y en el presupuesto de este año incluía ya una partida para acometerlo pero todavía no se ha iniciado el procedimiento de licitación.

El Ayuntamiento de Soria va más adelantado y ya lo ha iniciado para un proyecto similar de restauración de su muralla, con una inversión prevista de 1,3 millones y financiado igualmente a través del 1,5% cultural.