Enrique Guilabert con uno de los homenajeados. / EL ADELANTADO
Publicidad

El tradicional homenaje a los profesionales con más antigüedad por parte del Colegio de Médicos, que se celebraba tradicionalmente aprovechando la festividad de San Cosme y San Damián, quedó este año trasladado en el calendario y restringido a un acto más sencillo e íntimo debido a la situación sanitaria provocada por el coronavirus.

Un abrazo de toda la profesión que se plasma en dos paradas. El primero tuvo lugar este jueves en el salón de actos del Colegio de Médicos, con todas las medidas higiénicas, de reducción de aforo y de distancia social que indican los protocolos en estos casos.

Dieciocho médicos han recibido la Medalla de Plata como reconocimiento por los 25 años de ejercicio de la profesión

Dieciocho médicos han recibido la Medalla de Plata como reconocimiento por los 25 años de ejercicio de la profesión. Llega un punto y seguido que tendrá continuidad el miércoles 16 de diciembre cuando se celebre la segunda parte de este tributo. Ese día recibirán la Medalla de Oro del Colegio los 20 facultativos que colgaron la bata en 2019 y contarán con el respaldo de la Junta Directiva del Colegio de Médicos, quienes en el nombre de todos los profesionales aplaudirán con su presencia las décadas de trabajo y dedicación a la salud comunitaria.

Por la implementación de las medidas anti Covid-19 el reconocimiento quedó limitado a la presencia del propio homenajeado y un único acompañante. En cualquier caso tanto el acto celebrado hoy como el del próximo 16 de diciembre, se retransmite vía streaming desde la web del Colegio Oficial de Médicos, por lo que profesionales, amigos, familiares o cualquier persona interesada puede seguir estas ceremonias de forma online.

“Es un reconocimiento y agradecimiento que no podía faltar”

El presidente del Colegio de Médicos, Enrique Guilabert, recordó que el valor metálico de la medalla no es muy elevado, pero sí lo es el valor simbólico y emocional que se otorga a esta entrega: “Es un reconocimiento y agradecimiento que no podía faltar. Entendemos que la situación es compleja, pero cumpliendo estos condicionantes podremos reorientar el acto de modo que sirva para insuflar algo de ánimo y energía en un sector, como es el nuestro, que lo está pasando muy mal y con evidentes síntomas de fatiga”, explicó.