José Mazarías, alcalde de Segovia, en la rueda de prensa posterior a la últim Junta de Gobierno.
José Mazarías, alcalde de Segovia, en rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno.

El alcalde de Segovia, José Mazarías, afirmó el jueves que los portavoces del PSOE, Cs y Segovia en Marcha, Clara Martín, Noemí Otero y Guillermo San Juan, respectivamente, con “el ánimo de reducir los gastos de la Administración Local y esa vocación de servicio al ciudadano” y por “coherencia”, por las críticas vertidas en los últimos días, que “renuncien a la percepción de sueldos y retribuciones, sería lo coherente y lo más normal, si votan en contra, y aún están a tiempo”.

Mazarías afirmó que se ha reunido con todos los grupos políticos para buscar acuerdos, en la línea que anunció al inicio de su mandato. “No tengo la bola de cristal pero les he pedido a todos que apoyen las propuestas para las retribuciones, asignaciones y pagos de dietas”, resumió el alcalde.

En cuanto a si será necesario el voto de calidad del alcalde para sacar adelante la propuesta, por la ausencia de uno de los concejales de Vox, el alcalde aseguró que “ni confirmo ni desmiento. Ella no ha comunicado nada”. El grupo de Vox es el único que no ha hecho declaraciones previas sobre este asunto antes de de la sesión de Pleno.

Mazarías, en la rueda de prensa de la Junta de Gobierno Local, defendió que el Partido Popular, “por respeto institucional”, ha aceptado todas y cada una de las propuestas salariales que han ido presentando los sucesivos equipos de Gobierno del PSOE, con su apoyo o abstención siempre han salido adelante”, incluida la última en el año 2019.

José Mazarías desgranó que Clara Luquero actualizó su salario como alcaldesa de Segovia ese año y después en 2022. Las críticas más fuertes fueron hacia la última primera edil socialista, Clara Martín, que actualizó su sueldo “en 21.000 euros, un 47 por ciento, de concejala a alcaldesa”, para tener un sueldo de 66.000 euros.

El alcalde también hizo alusión a la liberación de Clara Martín del 90% cuando era concejala de Urbanismo, al igual que algún concejal más del anterior equipo de Gobierno, y que ahora critican que haya liberaciones del 95 por ciento. La diferencia entre ambos casos es de una hora y 45 minutos. “Disponer de un 10% le parece válido pero si es un 5% ya no le vale, es lo que se llama actuar con hipocresía y doble vara de medir, habitual del populismo”, valoró Mazarías.

Además, resaltó que, hablando de porcentajes, respecto a la propuesta que va mañana a pleno, no es la mas grande producida en la historia del Ayuntamiento porque nada más llegar el primer alcalde de un gobierno socialista, es decir, Pedro Arahuetes, hubo una subida de sueldo del 62%, con respecto “al anterior alcalde, el recordado Ramón Escobar”.

Según Mazarías, hace dos décadas, Arahuetes cobró más de 56.000 euros y, por aquel entonces, era “una de las nóminas más altas de las capitales de provincia de la Comunidad”, en un momento, en el que no existían límites para las retribuciones de los cargos electos.

Respuesta también de Mazarías a la portavoz de Ciudadanos, Noemí Otero, de la que dijo que “era muy atrevida” y “tratar de engañar a todo el mundo”, diciendo que es “una servidora pública distinta de los demás”. Según el alcalde, Otero, desde 2019 a 2022, cobró de las administraciones públicas, 80.000 euros, con un sueldo de liberada de 60.000 euros en la Diputación Provincial, y en el Ayuntamiento, “en sus ratos libres, con la asistencia a todos los órganos colegiados ingresó otros 20.000 euros”.

Con rotundidad, Mazarías dijo, sobre Otero, “de qué nos da lecciones quién está tratando de estafar a los segovianos”, cuando es la persona que “más dinero ha cobrado de las administraciones en los últimos cuatro años”.

Respuesta también a las críticas y declaraciones del portavoz de Segovia en Marcha, Guillermo San Juan, que definió como “puro ejercicio del populismo más descarado”, ya que San Juan habla de los incrementos por asistencia a los órganos colegiados del Ayuntamiento “como si no fueran con él, como si no acabaran en su cuenta corriente, en su partido o donde él crea conveniente”.

Mazarías aseguró que, en el anterior mandato corporativo, San Juan acudía a todas las comisiones, plenos y demás organismos, sumando a su sueldo como trabajador de otra administración, de 20.000 euros al año.

Acompañado de tres de los tenientes alcaldes, Rosalía Serrano, Alejandro González-Salamanca y May Escobar, Mazarías también quiso explicar la frase utilizada para defender la propuesta de subida electora, sobre que a la política no se viene a perder dinero, pero sí tiene claro que la opción de entrar o no en política no se puede ver condicionada o limitada por una cuestión económica.

En el caso de los tres concejales que el acompañaron, Mazarías dijo que saben perfectamente que van a cobrar menos dinero que en su actividad anterior, pero sí que puedan tener “una nómina que se acerque lo antes posible”. Al igual que en intervenciones anteriores, el alcalde de Segovia destacó la valía, capacidad y trayectoria profesional de su equipo, que lo que ofrecen a la ciudad es gestión y van demostrar que los que eran “inmerecidos” eran los sueldos anteriores porque “no han hecho nada por la ciudad”.