Matas disfruta de su primer permiso tras la concesión del tercer grado

El exministro y expresidente balear abandonó el CIS “José Antón Oneca” del centro penitenciario de Perogordo donde fue recogido por su familia en un vehículo que le llevó a casa

0

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha concedido el tercer grado al ex presidente de Baleares Jaume Matas, quien seguirá cumpliendo su pena de nueve meses de cárcel en régimen abierto, han informado a Europa Press fuentes penitenciarias.

El exministro de Medio Ambiente abandonó ayer la cárcel de Segovia para disfrutar de su primer permiso de fin de semana, en virtud de su nueva situación penitenciaria.

Matas salió de las instalaciones del Centro de Inserción Social “José Antón Oneca” a las 16, 50 horas. Con gesto tranquilo, vistiendo un pantalón gris, una camisa azul clara y una cazadora azul marino, Matas cruzó el trayecto que le separaba del vehículo que vino a recogerle, en el que le esperaban unos familiares.

El expresidentes balear -que no realizó declaraciones- saludóa sus familiares con un leve gesto y se introdujo rápidamente en el vehículo, que partió rápidamente de la zona de aparcamiento del centro penitenciario

Esta decisión en la práctica supone que Matas abandona defintivamente la cárcel de Segovia en la que entró el pasado 28 de julio y pasará a tener como instalación penitenciaria de referencia el Centro de Inserción Social de la cárcel de Segovia.

El Departamento que dirige Ángel Yuste ha adoptado esta decisión en aplicación del artículo 31.1 de Reglamento Penitenciario, según el cual, el centro directivo “tiene competencia exclusiva para decidir, con carácter ordinario o extraordinario, la clasificación y destino de los reclusos en los distintos establecimientos penitenciarios, sin perjuicio de las atribuciones de los Jueces de Vigilancia en materia de clasificación por vía de recurso”.

Estas fuentes explican que, a la hora de tomar esta decisión, la Secretaría General ha tenido en cuenta que Matas ya ha cumplido más de la tercera parte de sus nueve meses de condena por un delito de tráfico de influencias en el primer juicio del ‘caso Palma Arena’.

Otro de los factores que se han considerado es la primariedad delictivas (que solo está penado por esta causa), la escasa duración de la condena (nueve meses), la buena conducta observada en prisión, que se presentó voluntariamente en prisión para cumplir condena y la posibilidad de actividad laboral en el exterior.

La decisión de concederle el tercer grado penitenciario ya ha sido comunicada al fiscal de vigilancia penitenciara. Matas está imputado en varias causas más, entre ellas otras piezas del ‘caso Palma Arena’.

Durante el tiempo que ha permanecido en la cárcel, recibió la visita del fiscal anticorrupción de Baleares Pedro Horrach, que le tomó declaración en calidad de imputado en el caso del presunto amaño en la concesión del hospital de referencia de las islas, el de Son Espases..

El expresidente balear aseguró ante el fiscal anticorrupción que nunca dio órdenes para que fuese amañado el proceso de adjudicación del hospital conocido como Son Espases, cuya concesión se produjo en favor de Dragados en 2006, y subrayó que en todo momento se preocupó por que el procedimiento administrativo fuese “pulcro y objetivo”.