La Orquesta Sinfónica de Segovia celebrará el Día Europeo de la Música en el ‘921 distrito musical’. / El Adelantado
La Orquesta Sinfónica de Segovia celebrará el Día Europeo de la Música en el ‘921 distrito musical’. / El Adelantado

La Fundación Don Juan de Borbón programa para este año más actuaciones, en más lugares y ampliando fechas. Destaca la presencia de artistas segovianos y no faltarán los paseos musicales teatralizados en espacios naturales de la provincia.

Incluye conciertos en la capital en el entorno del Día de la Música y las Fiestas de San Juan y San Pedro, y en diversos pueblos de la provincia, gracias a la colaboración de la Diputación Provincial y los ayuntamientos, tendrán la oportunidad de verse artistas de renombre nacionales e internacionales alguno de los cualesya ha actuado en MUSEG Festival de Música de Segovia.
El concejal de Cultura del Ayuntamiento de Segovia Juan Carlos Monroy, ha presentado la programación prevista para los meses de verano en compañía del diputado del área de Cultura de la Diputación Provincial, José María Bravo, y la coordinadora de la Fundación Don Juan de Borbón, Noelia Gómez.

El Día Europeo de la Música, que se celebra el próximo 21 de junio, tendrá un lugar relevante en esta edición y será el punto de partida para los conciertos de verano, que se prolongarán hasta septiembre. El martes 18 de junio, tendrá lugar la primera actuación en el barrio de San Lorenzo de Segovia, a cargo de Ensamble Grave, dirigido por Enrique Parra y Elia Lorenzo, que contará con la colaboración de los conservatorios de Segovia y El Escorial. Asimismo, el día 23, los alumnos del conservatorio de música de Segovia actuarán en un maratón musical que tendrá lugar en el Atrio de la Iglesia de Madrona. El 26, será el turno de la Orquesta Sinfónica de la Escuela Municipal de Segovia, que ofrecerá un concierto en el Parque del Reloj de Nueva Segovia bajo la dirección de Javier López Rubio.

A través de estos tres conciertos también se pretende dar voz a los jóvenes talentos segovianos de la música y facilitarles la posibilidad de demostrar su habilidad.

Para las siguientes citas del festival en la capital, habrá que esperar hasta agosto. Con un ánimo más festivo, el 13 de agosto Tukebatukes y su ‘Batucada para todos’ llenarán con un despliegue de música y color la Plaza de la Constitución de Hontoria. Será solo la primera parada de su recorrido por la provincia, ya que el 20 de agosto estarán en la Plaza del Ayuntamiento de Labajos y el 27 en la Plaza Mayor de Lastras de Cuéllar. Una explosión de alegría y diversión que no dejará indiferente a nadie.

El 18 de agosto, Revenga acogerá las ‘Canciones de aquí y de allá’ del grupo Pangea, especializado en músicas del mundo. En su repertorio hay temas de lugares tan dispares como Sri Lanka o Marruecos. Actuarán también en Carrascal del Río el 2 de agosto y el 27 en Duruelo.

Programación provincial

Más allá de Segovia, la temporada en la provincia arrancará el 12 de julio con Tukumpa en la Plaza Agapito Marazuela de Valverde del Majano, a donde llevarán su espectáculo, compuesto por una veintena de músicos, bailarines y percursionistas, con el que esperan emocionar y sorprender al público, también en Otero de Herreros el 3 de agosto y el 18 en Martín Miguel.

Uno de los platos fuertes de ‘921 Distrito Musical’ este verano será la actuación del músico Abraham Cupeiro que llevará a la iglesia de San Miguel en Ayllón, los ‘sonidos del pasado’, el 13 de julio. El constructor y multi-instrumentalista, recupera instrumentos perdidos en el tiempo y crea nuevas sonoridades. Es una de las pocas personas en el mundo que toca el Karnyx, una trompeta celta de guerra utilizada en la Edad de Hierro, con la que actuó el verano pasado en MUSEG. Un sonido inusual que recuerda a las voces de las sirenas o los delfines y que en definitiva, evoca a la magia del mar.

Cupeiro también toca la Corna, que evoca cantos populares improvisados o la uillean pipe, que en este caso se utiliza para interpretar el Aria de la Suite en Re de Bach. Un proyecto que viaja desde el pasado más remoto al presente de una forma tan fluida que ambos se fusionan.

Juan Carlos Monroy, Noelia Gómez y Jose María Bravo en la presentación del programa. / Ayuntamiento de Segovia
Juan Carlos Monroy, Noelia Gómez y Jose María Bravo en la presentación del programa. / Ayuntamiento de Segovia

También destacan los galardonados con un Premio Grammy latino por mejor álbum de música latina para niños, Veleta Roja. Su proyecto multidisciplinar, que aúna proyectos escénicos, discográficos y editoriales, “se sustenta en la innovación educativa, defiende la multiculturalidad y se inspira en los principios esenciales de la Educación por el Arte; que nace, actúa y se proyecta con una clara vocación social”, según la propia agrupación. Actuará en Cuéllar, el 22 de agosto, en Turégano el 23 de agosto y en Navas de Riofrío el día 1 de septiembre.

Las músicas medievales en el Camino de Santiago, con un tratamiento evocador y contemporáneo, son la base de los conciertos que ofrecerá Zorongo en Riaguas de San Bartolomé,en la mañana del 3 de agosto y ese mismo día en Muñoveros al caer la tarde.

Las ruinas de la iglesia de Santiago en San Pedro de Gaíllos revivirán el 18 de agosto en un concierto único gracias a los concertistas Mari Carmen Simón, a la mandolina, y Pablo Rioja, a la guitarra, que se unen en Folksongs con músicas de América, España y Centroeuropa.

La música clásica también tendrá un gran protagonismo en los conciertos de verano. La soprano Aida Gimeno y el pianista Carlos Sanchís interpretarán en Abades, el 25 de agosto, ‘Letras silenciadas’, con texto de María Lejárraga, en un homenaje a la escritora conocida bajo el seudónimo de Gregorio Martínez Sierra, su marido.

La Joven Capilla Jerónimo de Carrión llevará ‘El Tesoro Oculto’, el cuento con músicas de la Catedral para difundir el patrimonio musical segoviano, a Grajera el 15 de agosto y a Navalmanzano el 16 de agosto.

‘De la elegancia de la chanson a la pasión de la zarzuela’ pondrá el broche de oro para despedir la temporada de verano de ‘921 Distrito Musical’ con la soprano María Eugenia García y el pianista Manuel de Pablos en Garcillán, el 20 de septiembre.

Teatro y música para apreciar el entorno natural

La compañía Tamanka ofrecerá una de las grandes novedades de ‘921 distrito musical’ con actuaciones al aire libre

Una de las novedades que trae esta edición de ‘921 distrito musical’ son los espectáculos de música y teatro que se desarrollan en espacios naturales. De la mano de Tamanka Teatro, que ya sorprendió al público con ‘Paseando a Miss Dasy’ durante el pasado Titirimundi, el 4 de agosto se representará ‘Los Duendes de la Pachamama’ en la Senda de los pescadores de Cuéllar y el 11 de agosto en el Aserradero de madera del monte de Valsaín.

La obra habla sobre esos seres fantásticos de la naturaleza que “siempre están ahí”. Según la compañía “Por una tarde conectaremos con ese poder con el que todo es posible, ese que perdemos cuando crecemos y que nos permite volar, soñar e imaginar mil y una aventuras con mil y un personajes diferentes”.

Actuación de Tamanka Teatro. / E.A.
Actuación de Tamanka Teatro. / E.A.

Los días 18 y 25 de agosto, la compañía también representará ‘Manos antiguas’ en la Dehesa de Collado Hermoso y en el Parque de San Lázaro en Fuentidueña. La obra “hace un recorrido por nuestra historia no tan lejana, por esos oficios perdidos que fueron tan fundamentales en su momento y que a día de hoy bien pueden resultar casi anecdóticos. Algunos solamente cambiaron de nombre, otros perdieron su puesto en la sociedad. Zurrones, alforjas, yunques, martillos, tranzones, ciscos, trillos, fanegas, pololos, enaguas… vuelven a ser recordados a través de las historias de pastores, hortelanos, carboneros, herreros y lavanderas”.

Tamanka Teatro son pioneros en el arte de aunar teatro y naturaleza y en sus más de veinte años de recorrido han demostrado que son capaces de convertir cualquier espacio en un teatro.

Son expertos en aprovechar las oportunidades que ofrece la naturaleza para realizar sus actuaciones en un marco único, de especial magia y belleza. Pero también para promover su cuidado y respeto, mostrando la conexión que existe entre las personas y su entorno, y “recordando el valor de todo lo que la naturaleza nos aporta y que quizá hemos olvidado en la vorágine de la vida diaria”.