Inclusión financiera en Castilla y León

Un total de 5.639 personas residentes en 79 localidades de la provincia carecían de acceso a servicios bancarios presenciales a finales de 2022. En el conjunto de Castilla y León eran 239.228 vecinos de más de 1.400 pueblos, lo que supone más del 50% de los municipios de toda España que se enfrentan a esta situación.

Un informe publicado esta semana por el IVIE, recogido por Ical, revela que el 18,4% de la población de la Comunidad no podía acceder en su localidad a una oficina; el 17% a sucursal con cajero, el 15% a oficina, cajero y agente, el 12% a todo lo anterior ni a oficina móvil, un once por ciento carecía de todos esos servicios y tampoco de oficina de correros, el 10,2% sumaba a esas carencias el cash back (sacar dinero en un establecimiento, una tienda o la gasolinera); y el 10,1% no disponía de nada, ni de cajeros gestionados por terceros. Los porcentajes en España se sitúan en una horquilla entre el 3,5 por ciento de la población sin acceso a oficina al uno por ciento sin ningún servicio financiero.

Segovia es, junto a Ávila, una de las provincias con mejores prestaciones en el conjunto de localidades más pequeña pero el porcentaje de población sobre el total sin puntos de acceso presencial a servicios bancarios supera el 3%.

Además, la llegada de oficinas móviles y la prestación de estos servicios por oficinas de correo ha permitido que, en comparación con el año anterior, 2021 pudieran acceder a algún tipo servicio bancario 6.405 vecinos de 12 localidades segovianas, según el citado informe del IVIE, el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas.