Plaza Mayor de Segovia, ayer viernes, una de las imágenes más descriptivas del cierre de la hostelería. / Nerea Llorente

Más de 400 empresas (431) mantenían en la provincia un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) al finalizar el mes de octubre y en conjunto suman más de un millar de trabajadores (1.062), según la estadística publicada por el Ministerio de Seguridad Social y Migraciones.

Hay que tener en cuenta, además, que esta estadística no incluye los ERTE del Real Decreto Ley 30/2020 de 29 de septiembre, de medidas sociales en defensa del empleo, que contempla, entre otras medidas, la prórroga hasta el 31 de enero de 2021 de los expedientes de regulación temporal de empleo por causa de fuerza mayor tramitados conforme al artículo 22 del Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, que estuvieran vigentes a 30 de septiembre.

En este sentido, esta normativa prevé la posibilidad de que las empresas que no puedan desarrollar su actividad en alguno de sus centros de trabajo, como consecuencia de nuevas restricciones o medidas de contención sanitaria adoptadas a partir del 1 de octubre, así como las que vean limitado el desarrollo normal de su actividad por las mismas razones tramiten un expediente de regulación temporal de empleo por causa de fuerza mayor.

Es previsible, por lo tanto, que la cifra se incremente debido a las medidas aplicadas en Castilla y León desde el pasado martes, que decretaron el cierre durante dos semanas de hostelería y restauración, centros comerciales y centros deportivos.

Por otro lado, la Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Empleo e Industria ofrece datos del total de ERTE acumulados en la Comunidad Autónoma desde el 16 de marzo, y en el caso de Segovia las solicitudes por parte de empresas para sus lugares de trabajo ascienden en total a 2.281, con más de 10.400 trabajadores afectados, lo que da una idea de la magnitud de la crisis económica derivada de la pandemia en la economía provincial.

Precisamente, los últimos datos publicados por la Junta en cuanto a las actividades económicas que concentran solicitudes de ERTE desde marzo, y por lo tanto relacionados con la Covid-19, indican que son las empresas de hostelería que ofrecen comidas y bebidas (bares, cafeterías, restaurantes…), las que suman la cifra más alta en Segovia, más de 600, y en su mayoría además alegaron causa mayor.

Le siguen, por número de solicitudes, el comercio al por menor, con más de 300 (292 por causa mayor), otros servicios personales (lavanderías, peluquerías y tratamientos de belleza, actividades de mantenimiento físico, etc.), con 128; servicios de alojamiento (hoteles, hostales, etc.), 100; venta y reparación de vehículos de motor (95), empresas de actividades sanitarias (79), construcción de edificios (74), comercio al por mayor (65), actividades de construcción especializada (57), actividades recreativas, deportivas y de ocio (55), empresas de educación y formación (53), industria e alimentación (45), transporte (38), fabricación de muebles (32) y empresas de azar y apuestas (25).

Más de 400 empresas segovianas y un millar de trabajadores permanecen en ERTE

Más mujeres

Los datos facilitados por el Ministerio de Seguridad Social y Migraciones indican que de los 1.133 trabajadores que se encontraban en ERTE durante el mes pasado, 668 eran mujeres frente a 465 hombres. En este caso la estadística ofrece valores medios de octubre, no la cifra al finalizar el mes.

Autónomos

En cuanto a las prestaciones extraordinarias para autónomos, creadas a raíz de la crisis sanitaria por el Gobierno de España, el Ministerio ha informado de que en la provincia de Segovia se habían presentado un total de 795 solicitudes hasta el mes pasado y 629 se habían resuelto ya de forma favorable.

Tras la entrada en vigor de las medidas que incluyen el cierre de establecimientos de hostelería, centros comerciales y centros deportivos, los representantes de estos sectores han advertido de la difícil situación a la que se enfrentan muchas de las empresas afectadas, con peligro real de que buena parte de ellas no sobrevivan si no continúan las medidas paliativas como los ERTE y se añaden otras ayudas para que puedan hacer frente a los gastos que tienen que cubrir.

En este sentido, tras la manifestación que el sector de hostelería, con presencia de empresas segovianas, protagonizó el jueves en Valladolid, desde la Agrupación Industrial de Hosteleros Segovianos se anuncian movilizaciones también en la provincia.

A nivel local, en la capital segoviana, el portavoz del PP en el Ayuntamiento, Pablo Pérez, ha alertado de la insuficiencia que a su juicio supone la partida de 110.000 euros que el Consistorio ha destinado a las empresas de hostelería que no tienen terraza. Precisamente ayer mismo finalizó el plazo para que sus responsables presentaran la solicitud y se desconoce cuántas se han presentado.

Pérez reclama al equipo de Gobierno de Clara Luquero medidas ágiles y efectivas que tengan efecto inmediato en los sectores más afectados por esta crisis.

Por su parte, el secretario general de los socialistas en la provincia y diputado nacional, José Luis Aceves, ha informado de que la Comisión Ejecutiva Provincial del PSOE de Segovia ha mostrado su apoyo a las reivindicaciones del sector de la Hostelería y del resto de colectivos afectados por las últimas medidas decretadas por la Junta al establecer en toda la Comunidad el nivel 4 de alerta sanitaria por la crisis sanitaria de la Covid-19.

Los socialistas segovianos reafirman además la petición ya manifestada el martes de esta semana por Aceves exigiendo a la Junta ayudas inmediatas para la Hostelería y para el resto de sectores.

“En cuanto la Junta hizo pública su decisión de cierre el pasado martes, exigí que el Consejo de Gobierno de este jueves aprobara las ayudas, algo que no ha ocurrido”, lamenta el responsable del PSOE en la provincia, al tiempo que subraya que “Luis Tudanca, en nombre de todo el Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes también ha exigido estas ayudas y se ha reunido este jueves con los representantes de los afectados”.

PP y Ciudadanos en la Junta que son quienes han decretado el cierre, son quienes han de poner en marcha las ayudas. La Junta no puede seguir poniéndose de perfil y lanzando balones fuera. Hasta los ayuntamientos están haciendo notables esfuerzos para ayudar a muchos sectores con medidas como exenciones y bonificaciones de tasas municipales mientras la Junta alardea de superávit porque no deja de recibir fondos del Gobierno de España que luego no emplea para poner en marcha las líneas de ayudas que una situación tan crítica como la actual requiere”, concluye Aceves.

Por su parte, desde Podemos Segovia consideran que las últimas medidas de cierre de empresas durante al menos dos semanas “deja en una situación tremendamente precaria al sector de hostelería, compuesto en su mayoría por autónomos y pequeñas empresas”.

Recuerda la formación morada que en la provincia existen 1.482 establecimientos hosteleros que dan empleo a casi 6.000 personas, según las cifras que maneja el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). Por ese motivo reclama “un plan de rescate urgente para la hostelería” a la Junta y señala que cualquier medida que suponga el cierre o la limitación de la actividad productiva debe ir acompañada “obligatoriamente” de un plan de ayudas inmediatas.

La incertidumbre sigue pesando sobre un sector muy relevante en la provincia y los analistas prevén una fuerte caída de la actividad económica este año en Segovia.

El último estudio lo publicó ayer mismo Unicaja Banco, elaborado por Analistas Económicos de Andalucía, e indica un descenso en una horquilla que va del 10,4% al 17,7% en la provincia.