miguel angel Martin Blanco libro Las murallas de Segovia JEB4056 3
Miguel Ángel Martín Blanco, posando con su obra. / EL ADELANTADO

La obra ‘Las murallas de Segovia. Proceso histórico constructivo’ (Librería Cervantes, 2021) escrita por el arquitecto Miguel Ángel Martín Blanco y que supone una adaptación de su tesis doctoral, que fue presentada en la Escuela de Arquitectura de la Universidad Politécnica de Madrid, saca del letargo a las murallas de Segovia.

Martín Blanco, quien trabajó como arquitecto en la Concejalía de Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Segovia entre 2005 y 2014, parte de una observación minuciosa de las murallas, entendiéndolas como un documento construido que debe ser leído e interpretado. Además, complementa ese trabajo con una relectura de las fuentes documentales históricas y el análisis de fotografías, grabados y otros documentos. Y esa labor le ha permitido redescubrir algunos elementos en las murallas, como puertas perdidas, postigos tapiados, torres desaparecidas o lienzos en los que se ha modificado su trazado.

El libro se ha estructurado en tres partes. La primera es una descripción de las murallas actuales, intentando ofrecer al lector la posibilidad de seguir la descripción. La segunda parte está orientada a entender por qué las murallas son como las vemos en la actualidad. Por último, se realiza una interpretación constructiva de las murallas, que no intenta ser definitiva.

En la presentación del libro, el historiador Miguel Ángel Chaves agradece a Martín Blanco haber “despertado del letargo a un monumento olvidado que vemos y recorremos cada día”. “Estas páginas –agrega Chaves- han convertido a las murallas de Segovia, por fin, en protagonistas privilegiadas de la historia y la arquitectura de la ciudad. Segovia necesitaba una monografía como esta”.

La historia de las murallas de Segovia corre pareja a la historia de la ciudad. Martín Blanco ha distinguido cinco etapas en el proceso histórico constructivo de las murallas de Segovia. La primera, la de las defensas urbanas de la Segovia celtíbera y romana. En la segunda se levanta la muralla hispanomusulmana, previa a la repoblación de la ciudad por el rey Alfonso VI. El tercer momento es el de la repoblación cristiana, cuando, según la historiografía tradicional, se construyen las murallas de Segovia. La cuarta etapa es la de finales de la Edad Media, cuando las murallas empiezan a presentar serios deterioros, obligando a diferentes reparaciones, como la de Juan Guas por encargo de los Reyes Católicos. Y, finalmente, la larga etapa de la Edad Moderna y Contemporánea, con derribos, reconstrucciones y restauraciones.

Por fortuna, las murallas de Segovia se conservan prácticamente completas. Solo las puertas de San Martín y de San Juan se vieron afectadas por la piqueta demoledora. Pero, a pesar de su grandiosidad, es un monumento que se muestra silencioso. Eso sí, “si buscamos las murallas de Segovia, las encontramos”, como escribe Martín Blanco.