Publicidad

La irrupción de partidos de derecha radical en las instituciones pone en “serio peligro de involución” los logros obtenidos a través del Pacto de Estado contra la Violencia Machista, por la ruptura del consenso motivado por la postura contraria de partidos como VOX hacia la Ley sobre la Violencia de Género.

Así lo manifestó ayer la delegada del Gobierno en Castilla y León Mercedes Martín, que asistió en La Cárcel Centro de Creación a la última de las jornadas sobre violencia de Género organizadas para los Ayuntamientos con el fin de explicar a los municipios cómo pueden invertir los fondos transferidos por la AGE para combatir la violencia de género.

En su encuentro con los periodistas anterior a la reunión, Martín quiso subrayar el riesgo de involución en este ámbito señalando que en algunos parlamentos regionales y municipios no fue posible aprobar una declaración institucional el pasado 25 de noviembre, día contra la violencia machista, y ejemplificó de forma directa el hecho vivido el mes pasado en el ayuntamiento de El Espinar, en el que PP, Cs y Vox presentaron una moción conjunta que buscaba derogar la Ley de Violencia de Género, aunque finalmente PP y Cs se han desmarcado de la iniciativa.

Así, la delegada aseguró que “negar una realidad tan cruel es poner en tela de juicio principios elementales de la democracia”,e invitó a mantener “firmeza” a aquellos que se muestren “tibios” contra la violencia de género “por los intereses que sean”.

En cuanto al desarrollo de las jornadas, expresó su satisfacción por el resultado positivo de las mismas en toda la región, donde se ha abarcado algo más de un tercio de los 2.248 municipios de Castilla y León. Clara Luquero y la subdelegada del gobierno en Segovia, Lirio Martín.

“Ha sido interesantísimo, tratar las causas y consecuencias de la violencia de género, así como poner de actualidad el pacto de Estado contra la violencia, las casi 300 medidas, los 10 ejes de actuación, la coordinación y los recursos que ponen a disposición de las mujeres las diferentes administraciones públicas” ha manifestado Mercedes Martín.

Martín también ha confirmado la cifra destinada para los ayuntamientos de la provincia de Segovia -172.000 euros–, la “misma” cantidad que está prevista para el próximo año según ha confirmado, con una distribución de 689 euros por municipio, más 0,18 euros por cada habitante.

La delegada también ha hecho hincapié en la importancia de la celebración de estas actividades que según ha explicado sirven para estudiar las causas, las consecuencias y las posibles medidas, así como para que los ayuntamientos “se orienten” respecto a las actividades y acciones que pueden llevar a cabo para “sensibilizar”, “concienciar” e “informar” a la población en cuanto al “drama” de la violencia de género.

Un panorama escalofriante en la región: 55 mujeres muertas desde 2003

Desde 2003, fecha desde la que hay estadísticas sobre la violencia de género, hasta hoy, han sido asesinadas en Castilla y León 51 mujeres de las 1.033 que han perdido la vida en España. Este año ha habido 55 víctimas mortales en nuestro país. Tres de ellas fueron asesinadas en Castilla y León.
En Segovia ha habido 2 víctimas mortales desde 2003. Se denuncian en esta provincia cada año unos 350 casos de violencia de género, casi uno diario, de los 5.000 que se denuncian en Castilla y León.
En Segovia hay casi 100 mujeres con protección policial de las más de 1.200 que hay en Castilla y León. “Mujeres”, ha señalado Mercedes Martín, “que viven con miedo a ser víctimas de un hombre que un día dijo quererlas. Porque les recuerdo que estas escalofriantes cifras recogen sólo datos de mujeres asesinadas, golpeadas, atacadas, menospreciadas por sus parejas o ex parejas, por hombres con los que tuvieron un vínculo sentimental”.
En cuanto a las ayudas objeto de la jornada, el dinero recibido por cada ayuntamiento corresponde a una cantidad fija, 689 euros por municipio, más 0,18 euros por cada habitante. De esta manera llegaron a los 209 ayuntamientos de Segovia cerca de 172.000 euros de los 2,5 millones distribuidos en Castilla y León para la realización de actividades que tuvieran como objetivo sensibilizar a la población sobre el problema de la violencia contra la mujer. En 2018 se recibieron cantidades similares para cumplir el mismo objetivo.