María Tardón lamenta que la Ley de Libertad Sexual genere enfrentamientos

La magistrada participó en la jornada de Promoción del Talento Femenino de la Cámara de Comercio

346
María José Tapia, María Tardón, y Pedro Palomo, en la inauguración de la jornada celebrada ayer.
Publicidad

La magistrada de la Audiencia Nacional, María Tardón Olmos, lamentó ayer que la nueva Ley de Libertades Sexuales esté creando enfrentamientos y rechazos. Así lo dijo durante su participación en un desayuno de trabajo con varias mujeres que integran la Comisión para la Promoción del Talento Femenino de la Cámara de Segovia.

La jueza, de origen segoviano, se mostró partidaria de la “lucha inclusiva” por la Igualdad, y defendió la participación de los hombres. “El camino andado es importante pero todo lo que queda por delante se conseguirá si vamos junto y unidos por que los hombres son el 50 por ciento de la solución a este tema”, afirmó.

En este sentido dijo que la legislación sobre este asunto “solamente ha avanzado cuando todos los grupos políticos del arco parlamentario han ido unidos. Si no somos capaces de entender esto, le estamos haciendo un flaco favor a la lucha por la Igualdad y contra la Violencia de Genero, en particular”.

En la reunión, que tuvo lugar en el restaurante José María, la jueza, que forma parte del Grupo de Expertos en Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) se mostró convencida de la necesidad de clarar los conceptos jurídicos y señaló que todo “lo que no sea consentimiento es agresión sexual, tal y como señala el Convenio de Estambul al que debe adaptarse la legislación española en materia de delitos contra la libertad y la identidad sexual”. Se refirió en este sentido a que ‘un sí es un sí’. “Sólo un sí es un sí para el Derecho Penal lo único es que no es punible, lo que sucede en este momento es que el sí condicionado, el sí viciado es un abuso y eso es lo que creemos que hay que cambiar”.  “Adaptar dicho convenio a la legislación nacional en materia de agresiones sexuales es una de las medidas que se había aprobado para el Pacto de Estado contra la Violencia de Género”.